«Detención de Duarte es con fines electoreros»: PRD

23

La dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) expresó sus sospechas respecto a que la detención del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, no es casual, sino que se presenta en la antesala de las votaciones de junio próximo, de modo que tiene fines “electoreros”.

El secretario de Acción Política Estratégica del Sol Azteca, Alejandro Sánchez, recalcó que al detener a Duarte de Ochoa y escasos días antes al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, a los que se refirió como “peces gordos” en materia de corrupción, el PRI pretende “lavarse la cara” y ganar las preferencias que no ha generado su candidato en el Estado de México, Alfredo del Mazo.

“Estamos a mes y medio de la elección constitucional en cuatro estados del país, entre ellos, la cereza del pastel, el Estado de México, entidad crucial para el PRI, y en menos de una semana se localizaron y detuvieron, en distintos países, a dos peces gordos ex priistas. Todo indica que el gobierno federal, el PRI, se quieren lavar la cara ante el proceso electoral de los próximos días”, expuso.

Sánchez Camacho manifestó que frente al descrédito que pesa sobre el tricolor y la posibilidad de que los candidatos de la oposición le ganen la partida al abanderado mexiquense, a quien ya le “pisan los talones”, el partido en el gobierno echará mano de los elementos a su alcance para no perder el estado al que catalogó como “la joya de la corona” rumbo al 2018.

“Vemos que, ante la posibilidad de que pierda el PRI las elecciones a gobernador en el Estado de México,  el gobierno se ha movido para que el Ejecutivo Federal recupere credibilidad y la popularidad que perdió por no cumplir sus promesas, el gasolinazo de enero lo devastó”, insistió.

El ex diputado federal añadió que de ser legítimo el interés de perseguir a ex gobernadores acusados de actos de corrupción, desvío de recursos públicos y en algunos casos por delincuencia organizada, en los próximos días la autoridad debería anunciar las detenciones de los ex gobernadores de Quintana Roo, Roberto Borge; y de Chihuahua, César Duarte.

De lo contrario, quedará claro que la aprehensión de dos ex priístas como Duarte, que llevaba más de seis meses prófugo; y de Yarrington, que hacía más de seis años evadió la justicia, es una simulación electorera, dijo.

Agregó que por ello, las bancadas del PRD en el Congreso de la Unión solicitarán que la Procuraduría General de la República (PGR) haga las aclaraciones correspondientes e informe sobre las solicitudes de extradición de ambos personajes.

Asimismo, solicitarán aclarar cuántos recursos entregó Duarte a las campañas del PRI, incluyendo la del actual Presidente de la República, Enrique Peña.