Detrás de la Ciencia – Abimelec, ciencia para la justicia

291

Sucede que en un pueblo chino fue encontrado un hombre acribillado por lesiones que sugerían el uso de una segadera como arma. Cuando el magistrado a cargo del caso reunió a todos los hombres que poseían una de estas herramientas del campo, todos negaron la autoría del asesinato. Al revisarse cada una de las segaderas, ninguna mostraba evidencia visible de su uso mortal. Ante esta situación el magistrado ordenó a los propietarios que depositaran su segadera en el piso y que se mantuvieran a unos pasos, así transcurrió la tarde. Después de varias horas, una mosca verde se posó sobre una de las segadoras y después otra y otra sobre la misma, ante lo cual el asesino finalmente confesó y fue arrestado. Por supuesto, el magistrado se contentó al confirmar su teoría de que las moscas identificarían los residuos de sangre y tejidos que no habían sido eliminados por el asesino al limpiar la segadora.

Esta es una de las primeras aplicaciones de las ciencias forenses registradas en la historia, en un libro chino llamado “Casos coleccionados de injusticia rectificada”, escrito en 1247 por Song Ci y a quien se le considera el primer científico forense. Les recomiendo una novela basada en su vida, llamada Lector de Cadáveres.

Hoy les comparto una entrevista con el Dr. Abimelec Morales Quiroz, nuestro propio científico forense y morelense.  ¿Cuéntanos cómo llegaste a las ciencias forenses? Claro, soy Médico Cirujano por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, posteriormente estudié la Maestría en Ciencias Biomédicas en la Universidad Nacional Autónoma de México pero no me titulé porque fue en ese momento cuando descubrí las ciencias forenses, lo que me llevó a estudiar la Especialidad en Criminalística y Sistemas de Identificación Humana en el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) y una Maestría en Antropología en el extinto Centro de Investigación en Docencia y Humanidades del Estado de Morelos.

Me he dedicado a la investigación biomédica desde mi etapa de estudiante, iniciando con el estudio de un microorganismo llamado Histoplasma capsulatum que cuando es inhalado causa una enfermedad llamada histoplasmosis, también estudié el virus de la rabia. Mi ingreso al área forense no fue planeado, fue uno de esos sucesos en la vida que llegan y hacen que des un giro total.

Recuerdo que en laboratorio donde trabajaba, llegó una invitación del INACIPE para realizar un diplomado en criminalística y que servía además como un curso inductivo para la especialidad. Tenía tiempos libres en el proyecto así que me inscribí. Recuerdo que, saliendo de la primera clase, me sentí como flotando, me había enamorado, no podía creer que eso existiera, inmediatamente me puse a pensar cómo podría aplicar mis conocimientos. Así que terminé mi proyecto “Actualidades inmunológicas y moleculares sobre la epidemiología de la histoplasmosis en Morelos, México” publicado en la Academia Nacional de Medicina de México e inmediatamente me inscribí a la especialidad y ahí inicio mi nueva vida.

¿Qué son las ciencias forenses? Son las ramas del conocimiento aplicables para resolver un problema de tipo legal. Las ciencias forenses, son multi e interdisciplinarias, puedes colaborar con muchas personas expertas en muchas áreas científicas. Su relevancia es indiscutible en la correcta procuración y administración de justicia; sin una explicación científica de los hechos podríamos estar en un completo oscurantismo y se impartiría justicia en base a suposiciones.

¿En qué consiste la criminalística, la criminología y los sistemas de identificación humana? La criminalística se encarga de la identificación y verificación científica de la víctima y el victimario con la ayuda de la biología, física, matemáticas y química. A la criminología le corresponde analizar el comportamiento humano delictivo. Los sistemas de identificación humana son todas las técnicas que nos apoyan para conocer todos aquellos datos de un individuo que lo hacen único y diferente a los demás. Entre ellas está la dactiloscopía, la lofoscopía, la palametoscopía, la genética forense, la odontología forense, entre otras.

¿En qué consiste el trabajo de los peritos? Por definición perito es un experto y actualmente se clasifican en técnicos o profesionales, de acuerdo con el requerimiento de una cédula profesional para el ejercicio de la profesión. Existen técnicos en fotografía, topografía, retrato hablado, identificación de vehículos. Profesionales son los químicos, biólogos, médicos, médicos veterinarios, criminólogos y criminalistas. Así, estos expertos responden cuestionamientos en investigaciones de tipo civil o penal: ¿Quién?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde?, ¿con qué?, ¿cuántas personas participaron? y ¿por qué?

¿Cuáles han sido tus experiencias más determinantes? Mi participación como perito reconocido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Gobierno de México, para la investigación de muertes sospechosas de haberse producido por tortura y otros malos tratos. Así como mi participación en la extinta Comisión Científica de Identificación Humana de la UAEM, donde participé en las exhumaciones e identificación de los cadáveres encontrados en las fosas de Tetelcingo y Jojutla.

¿Qué hace falta en la búsqueda de los desaparecidos en México? Querer hacer. No hay un verdadero compromiso político en la resolución de los casos de los desparecidos. Algunos lo toman como estandarte para el linchamiento de algunas figuras políticas o para contener movimientos sociales, pero acciones científicas para lograr que los cuerpos sean identificados y reclamados por sus familias no ha habido o son mínimas. Por ejemplo, en los casos de las fosas de Tetelcingo y Jojutla, no considero que se haya avanzado contundentemente en el proceso de regresar los cuerpos a sus familias, que por cierto deben estar buscándolos desde los primeros momentos de su desaparición. Los gobiernos estatales y federal se han visto rebasados.

¿Cómo se determina desde las ciencias forenses si un detenido ha sufrido tortura? Es un proceso exhaustivo y meticuloso basado en un documento internacional conocido como Protocolo de Estambul, donde el investigador obtiene información de la presunta víctima y la explora, analiza documentos, fotografías como base, pero hay mucho más que hacer. Aunado a esto es de suma importancia la intervención del área de psicología para determinar entre algunas cosas la estabilidad mental y la veracidad de lo narrado. Esta investigación es una herramienta para prevenir y sancionar la tortura en la obtención de información de los presuntos delincuentes., para obtener información.

Actualmente, estoy abocado en la investigación de casos de tortura en individuos acusados de delitos del orden federal. Considero que es mi aportación a la sociedad y a la correcta procuración de justicia en México. Continuamos también (hablo en plural porque formo parte de un equipo) apoyando a la búsqueda de desparecidos. Ha sido complicado, porque no formamos parte de ningún colectivo o agrupación. La experiencia nos ha llevado a trabajar de esta forma, somos verdaderamente independientes.

¿Qué es importante saber cómo ciudadanos sobre las ciencias forenses? Que, en caso de no confiar en las autoridades, existen expertos que pueden apoyarlos con evidencia científica y de forma independiente, que es su derecho exigir una segunda opinión, así como celeridad y certeza por parte de las fiscalías. Debo mencionar que existe gente capacitada y sensible en las fiscalías, no todo es malo, precisamente por eso se debe exigir. No es problema de la población que no haya reactivos o instrumental o hasta recursos humanos, es obligación del estado proporcionarlos.

Agradecemos esta entrevista a Abimelec, por favor difundamos la exigencia de que la ciencia sea siempre parte de la investigación de los delitos y de la procuración de justicia, para lo cual necesitamos no sólo recursos humanos capacitados en ciencias forenses, sino también que estos tengan a su alcance la tecnología necesaria para realizar el mejor trabajo a favor de la sociedad. En la justicia, la ciencia hace la diferencia.

------------------
loading...