Dinero del recorte al Senado irá al Sistema Nacional Anticorrupción

12

El Senado de la República, a través de la Comisión de Administración, perfila una serie de ajustes y recortes en diferentes áreas derivado del impacto que tendrá un menor presupuesto financiero para este año a la Cámara alta.

En días pasados, los coordinadores del PAN, PVEM, PRI y PRD anunciaron que renunciarán a los 301 millones de pesos extra que habían solicitado para el 2017, respecto del gasto de este año.

Derivado de ello y como parte del recorte que se proyecta en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2017, el Senado ya analiza ajustes en varias áreas para realizar adecuaciones que devengan en ahorros, mismos que podrían ser canalizados al Sistema Nacional Anticorrupción, que no cuenta con recursos suficientes para ponerlo en marcha.

“Hemos empezado ya a platicar con las áreas administrativas para ver qué partes van a impactar los recortes, y además de los que ya existían, los acuerdos de austeridad y disciplina presupuestaria”, explicó el presidente del Senado, Pablo Escudero.

Detalló que ya giró instrucciones a la Secretaría y a las áreas administrativas para que revisen las áreas de oportunidad, para ver en dónde se pueden ajustar los presupuestos.

No obstante Escudero no aclaró si los ajustes o recortes que perfilan alcanzarán a la plantilla de trabajadores del Senado que en la actualidad asciende mil 335 servidores públicos.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Fernando Herrera Ávila, aseveró que la Comisión de Administración tendrá que hacer un esfuerzo en la reducción del gasto proyectado, y pensar que es lo que se puede realizar con lo que se ahorre.

“Quizá este ahorro que se encuentre puede ser direccionado al Sistema Nacional Anticorrupción, o alguna otra prioridad que tenga el país”, planteó.

El nuevo presidente de la Comisión de Administración, el senador Aarón Pozos Lanz, aseguró que el presupuesto se manejará con alto sentido de responsabilidad y transparencia.

El presidente saliente de dicha comisión, el senador Jorge Luis Lavalle Maury, entregó un reporte del trabajo de la Comisión de Administración del último año, donde sobresale la entrega recepción, y la transmisión de la propiedad de la nueva sede del Senado, lo que permitirá un ahorro de 18 millones de pesos por el pago de predial.

Estableció que se implementó un plan de austeridad que logró un ahorro de 135 millones de pesos, que fueron transferidos al patrimonio del fideicomiso, que tiene un saldo final de 589 millones 22 mil 738 pesos.