Diputados avalan las reformas sobre consultas populares

22

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, sin discusión de fondo y técnicamente sin ver, con 17 votos a favor, cuatro en contra del Partido Acción Nacional (PAN) y dos abstenciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el dictamen con reformas en materia de consulta popular y revocación de mandato.

Lo anterior en medio de un largo debate y confrontación iniciales entre la mayoría y la oposición, por la forma desordenada en que se presentó el proyecto, con documentos diferentes y entregados a destiempo, denunciaron PAN, PRI y Movimiento Ciudadano (MC).

Con dificultades en la conducción de la Comisión, los legisladores tardaron más de dos horas en entrar en materia.

Ante el caso omiso a los argumentos y propuestas de las fracciones minoritarias, las diputadas del PRI abandonaron el encuentro a la mitad del mismo. Por las mismas razones, pasadas las cuatro horas de discusión, también se levantaron de la mesa los diputados del PAN y la diputada de Movimiento Ciudadano, Martha Tagle.

Así, los integrantes de MORENA y aliados se quedaron legislando solos. “Asuman las consecuencias, si creen que pueden sacar el dictamen del diputado Pablo Gómez. No entiendo por qué no quieren discutir”, les dijo la diputada Tagle Martínez, antes de abandonar el lugar de la reunión.

El encuentro continuó con un quórum de 17 diputados y diputadas de MORENA, el Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES).

En la discusión, aunque la oposición presentó reservas para bajar el porcentaje de ciudadanos que pueden solicitar el inicio de consultas, de uno por ciento del listado nominal de electores, como propuso la mayoría del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), a 0.13 por ciento, equivalente a 150 mil ciudadanos, la moción fue rechazada.

Las legisladoras de MC, Martha Tagle; y del PRI, María Alemán y Claudia Pastor, acusaron simulación de los diputados morenistas.

Establecer que al menos 900 mil ciudadanos deben conjuntarse para solicitar una consulta popular, es simular la participación ciudadana; y en esas condiciones, solo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en funciones a partir del 1 de diciembre, tendrá el poder de convocatoria para solicitar consultas.

El rechazo a la propuesta, generó molestia en las legisladoras del tricolor, que acompañadas con voz pero sin voto, por la vicepresidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, en protesta, abandonaron la sesión.

Otra modificación aceptada, fue la presentada por la diputada de MC, Martha Tagle, para bajar de 40 por ciento a 34 por ciento, el nivel de votación en una consulta para que sea vinculante.

Antes de que su propuesta fuera aceptada por unanimidad, la diputada Tagle fue tajante al señalar que no tenía caso seguir discutiendo, si la mayoría no está dispuesta a atender argumentos. “Están actuando justo como lo hacían las anteriores mayorías para imponer”, argumentó.

Los diputados también sometieron a discusión cambios propuestos por la mayoría, para eliminar la prohibición de realizar consultas sobre el tema electoral. Con el argumento de que los ciudadanos deben tener poder de decidir si cambian por ejemplo, la forma de integrar el Congreso o cualquier otra regla electoral, explicó el diputado Pablo Gómez.

Gómez Álvarez planteó ajustes para aclarar que la prohibición a realizar consultas aplicará también en el asunto de las bases sobre las que se establecen las tasas impositivas.

También propuso que la Corte resolverá sobre la constitucionalidad de la materia de la consulta, interpretando conforme al interés de la ciudadanía.

Al discutir la propuesta de eliminar de la lista de temas prohibidos a consulta, la materia electoral, los diputados del MC y PAN plantearon un cuestionamiento: ¿MORENA busca que en una consulta sobre temas electorales, la ciudadanía avalara la reelección del Presidente en turno, Andrés Manuel López Obrador?

Para salir al paso ante la “sospecha” de que se buscaría la reelección para López Obrador, el diputado Gómez Álvarez indicó que ante cualquier suspicacia, la bancada mayoritaria estaría dispuesta a dar marcha atrás a su propuesta de eliminar la prohibición de consultar temas electorales.

En el caso de la revocación de mandato, y cuando ya legislaban solos MORENA y sus aliados, se aprobó la propuesta de ajuste para establecer que ese procedimiento será vinculante cuando se registre una votación de al menos el 40 por ciento del listado nominal de electores y la mayoría absoluta se pronuncie por destituir al Primer Mandatario.

El Jefe del Ejecutivo podrá impugnar ante la Sala Superior del Tribunal Electora, que si ratifica la validez de la revocación, ésta se hará efectiva tan pronto como al día siguiente.

También se prevé que los congresistas discutan la minuta que reforma y adiciona el artículo 22 constitucional, en materia de extinción de dominio.