Diputados Federales realizan ajustes mínimos a sus dietas y bonos

19

En la Cámara de Diputados, las medidas de austeridad implementadas este 2017, contemplan la suspensión de viajes internacionales, la cancelación de la telefonía celular, la suspensión en la compra o arrendamiento de vehículos e incluso una reducción a la dieta de los 500 integrantes de la LXIII Legislatura.

Sin embargo, el ajuste a la dieta mensual de diputadas y diputados fue ínfimo, pues se redujo apenas unos cuantos pesos en comparación con el 2016.

De acuerdo al Manual que Regula las remuneraciones para los Diputados Federales, publicado desde el pasado 28 de febrero en el Diario Oficial de la Federación (DOF), los diputados dejarán de ganar solo 78 pesos al mes.

Su dieta mensual, que en 2016 fue de 73 mil 817 pesos, en 2017 bajó a 73 mil 739 pesos. Los apoyos económicos que quedaron intactos fueron la asistencia legislativa y la atención ciudadana.

El documento referido, especifica qué tipo de remuneraciones reciben los legisladores, los mandos directivos, el personal contratado por honorarios asimilados y otros empleados del recinto parlamentario.

Detalla que las remuneraciones en la Cámara se entregarán en efectivo o especie e incluyen aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y otras.

Otros ingresos que no son considerados “remuneraciones” son los apoyos y gastos sujetos a comprobación, asociados al desarrollo del trabajo en el complejo parlamentario, así como los gastos de viaje en actividades oficiales.

Establece que las prestaciones de los diputados, servidores públicos de mando y homólogos de la Cámara, son los beneficios que marca la ley y las “derivadas de los acuerdos emitidos por los órganos de gobierno”.

Se trata de seguros de gastos médicos mayores; una gratificación de fin de año o aguinaldo equivalente a 40 días de dieta; fondo de ahorro que se conforma por aportaciones institucionales de hasta 12 por ciento de la dieta bruta mensual, en función de la aportación del congresista; seguro de vida; y reembolsos por gastos funerarios.

En el caso particular de los diputados, el Manual indica que la dieta mensual este año será de 73 mil 739 pesos; mientras que los apoyos económicos serán de 45 mil 786 pesos por “asistencia legislativa”; y otros 28 mil 772 pesos por “atención ciudadana”

El plan de austeridad se detalla en los Lineamientos de Racionalidad, Contención, Austeridad y Transparencia Presupuestarias para la Gestión Legislativa de la Cámara de Diputados 2017, que también fue publicado en el Diario Oficial el pasado 28 de febrero,

En ese segundo documento, se indica que el presupuesto del recinto para este año es de siete mil 629 millones de pesos y estará sujeto a distintos ahorros entre los que figuran la reducción del gasto destinado a actividades administrativas y servicios personales.

Refiere que las medidas de racionalidad aplicarán en las áreas parlamentarias, administrativas y  técnicas.

En servicios personales, se restringirá la creación de plazas de estructura, las contrataciones de personal se reducirán al mínimo indispensable, no habrá crecimiento en las estructuras orgánicas vigentes, y la contratación por honorarios asimilables a salarios se sujetará a los techos presupuestarios autorizados.

En servicios generales, se racionalizará el uso de la energía eléctrica, se cancelará la telefonía celular, los foros y eventos se realizarán en las instalaciones de San Lázaro, se cancelarán todos los viajes internacionales excepto los que autoricen los coordinadores parlamentarios y en clase económica.

De igual modo, ya no habrá apoyos adicionales para los diputados con motivo del fin de año, es decir, se cancelan los bonos navideños en 2017; no habrá renta de inmuebles; el fotocopiado se reducirá al mínimo, la remodelación y mantenimiento de oficinas se limitará a lo indispensable, se racionalizará el gasto de mantenimiento a vehículos.

Los pasajes y viáticos para viajes nacionales legislativos se ajustarán a los criterios de racionalidad señalados, por lo que solo se realizarán cuando sean necesarios y tengan que ver con la actividad legislativa.