Diputados priístas deciden votar contra Matrimonio Igualitario

17

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados definió votar en contra de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para garantizar en la Constitución los matrimonios igualitarios, dado que varios legisladores consideran que si respaldan la propuesta podrían ser impugnados en sus distritos y porque la propuesta ha sido causa de división.

En su reunión plenaria de ayer, previa a la sesión de hoy de la Comisión de Puntos Constitucionales, que propone aprobar la iniciativa, priístas de distintas entidades argumentaron que los códigos civiles de 20 estados definen que el matrimonio es entre un hombre y una mujer para procrear.

Los diputados que se niegan a apoyar la iniciativa presidencial señalaron que en distintas sentencias la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya ha determinado que la protección constitucional de la familia no obedece a un modelo o estructura específica.

También expresaron que normar el matrimonio es una atribución de los estados, específicamente del registro civil, y al no tratarse de un asunto de carácter federal, la Cámara de Diputados no puede legislarlo.

Según los diputados del PRI que se oponen, esta decisión no implica que estemos en contra del Presidente, porque el derecho a un enlace entre personas del mismo sexo ya está garantizado por la Corte y bastaría con regular una relación, un contrato, pero no en la Constitución, y no se consideraría matrimonio.

Consultado al respecto, el vicecoordinador de la bancada, Jorge Carlos Ramírez Marín, reconoció que en ésta “hay mayoría por el no, pero también voces por el sí. Vamos a respetar lo que nuestros compañeros en la comisión decidan”.

Resaltó que es una iniciativa que ha provocado un alto grado de polarización, más que convocar o concitar una opinión única.

–¿Por qué no respalda el PRI a su Presidente? –se le preguntó.

–No es una iniciativa personal del Presidente. El PRI está en el Congreso para apoyarlo y precisamente evitará que se confronte la sociedad.