Disminuye IMEF expectativas de crecimiento del PIB

19

El presidente del Grupo Guadalajara del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Luis Roberto Arechederra Pacheco, afirmó que tras un ajuste causado por diversas situaciones se prevé que el crecimiento del PIB nacional para este año sea de 31.1 por ciento.

Señaló que la persistencia de los precios bajos del petróleo y el recorte de 124 mil 300 millones de pesos en el presupuesto federal, llevaron al IMEF a replantear a la baja la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, de 3.45 a 3.1 por ciento.

Consideró que aunque para el 2016 también se anticipó una disminución en el pronóstico de crecimiento económico, de 3.7 a 3.5 por ciento, la economía mexicana crecerá más durante el bienio 2015-2016 que en el 2013-2014 y a tasas más altas que otros países emergentes.

Resaltó la necesidad de fortalecer el Estado de Derecho y la lucha contra la corrupción y la impunidad, que tienen un impacto directo en la economía, implementando simultáneamente medidas que aceleren el proceso de las reformas estructurales pendientes aún.

Dijo que la corrupción representa para las empresas una proporción que equivale al dos por ciento del PIB y distorsiona las estructuras económicas.

Agregó que el Comité Técnico Nacional de Estudios Económicos del IMEF examinó en detalle el complejo entorno económico internacional y los pronósticos del PIB se han estado revisando a la baja de manera consistente, lo que se convierte en “un viento en contra” de lo que se puede estimar de crecimiento económico para México.

Señaló que el índice de inflación también se ajustó a la baja, de 3.5 a 3.3 por ciento, coincidente con las estimaciones del Banco de México, mientras que el propósito inicial de generación de empleos formales por 690 mil, se elevó a 695 mil plazas.

Si bien la reducción del gasto público no es algo alentador para el crecimiento de la economía mexicana, Arechederra Pacheco advirtió que el IMEF considera que esta medida es “algo positivo e impostergable” ante la persistencia de los precios bajos del petróleo mexicano.