Donald Trump recibe fuego amigo: republicanos lo llaman “divisionista”

21

El aspirante a la candidatura republicana a la Casa Blanca Jeb Bush criticó hoy a su contendiente, el empresario Donald Trump, por su retórica divisionista, e instó a dejar de separar a los estadunidenses por raza, grupo étnico o ingreso.

“En nuestro lado hay personas que se aprovechan de los temores de la gente y su angustia también (…) y creo que eso es un error”, dijo Bush en clara referencia a las posiciones de Trump contra los inmigrantes de origen mexicano.

“Un republicano nunca ganará metiendo miedo en los corazones de la gente. Un republicano puede ganar si tenemos un mensaje (…) que dé esperanza a la gente de que sus vidas serán mejores cuando aplicamos los principios conservadores de la manera correcta”, añadió.

Al presentar su candidatura para la nominación del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de 2016, Trump criticó a los inmigrantes mexicanos en declaraciones que le hicieron ganar enemistadas, aunque también seguidores, y perder negocios.

Algunas empresas que cancelaron tratos con él son las televisoras Univisión, NBC Universal, ESPN y Televisa, empresas como Macy’s, NASCAR o Serta y conductores como Cheryl Burke, Thomas Roberts, Roselyn Sánchez y Cristián de la Fuente.

Sin embargo, Trump avanzó en las encuestas y está en un virtual empate con Jeb Bush al frente de las preferencias, según un sondeo publicado la víspera.

Por otra parte, Bush criticó el acuerdo nuclear firmado este martes por el gobierno del presidente Barack Obama con Irán y otras potencias, y dijo que “es un acuerdo de alcance peligroso, profundamente defectuoso y corto”.

“Un acuerdo global debería exigir a Irán a abandonar en forma verificable -no simplemente retrasar- su búsqueda para tener armas nucleares”, apuntó.

“Con base en los informes y análisis iniciales, parece que este acuerdo no cortó todas las vías de Irán para tener un arma nuclear”, señaló en el ex gobernador de Florida en un comunicado.

“De hecho, con el tiempo se allana el camino para que Irán tenga una bomba. La mayor parte de las restricciones clave duran sólo 10 a 15 años”, dijo el exgobernador al señalar que incluso antes de que expire el acuerdo se le permitirá a Teherán desarrollar un programa para continuar con sus objetivos.