Obama advierte a China que su tamaño no le da derechos territoriales

17

Durante la celebración de la cumbre del G20 en China, el presidente estadunidense, Barack Obama, que acudió a la cita, advirtió a China de que debe someterse a los tratados internacionales para dirimir las disputas territoriales en el mar de la China meridional, en lugar de “ir por ahí sacando músculo”, según una entrevista retransmitida hoy por la emisora CNN.

China lleva meses intensificando su política de expansión en los islotes cercanos a sus costas, e incluso construyendo islas artificiales para ganar aguas territoriales. Además, reclama zonas de exclusión frente a la oposición de vecinos como Filipinas, Vietnam y Malasia.

Obama recordó a sus anfitriones que su inmenso tamaño en el mapa no les da derecho a hacer reclamaciones territoriales que no tienen ningún respaldo jurídico.

“Si has firmado un tratado que pide arbitraje internacional por disputas marítimas, solo por ser más grande que otros países como Filipinas o Vietnam no puedes ir por ahí sacando músculo”, aseveró Obama.

Asimismo, el mandatario estadunidense aconsejó a China que se ciña a los tratados internacionales que ha firmado, como respetar el arbitraje de un tribunal internacional de La Haya que desestimó hace semanas las reclamaciones históricas de Pekín en disputa marítima con Filipinas.

“Nosotros nos sometemos a las normas internacionales no porque tengamos que hacerlo, sino porque consideramos que va en nuestro interés en el largo plazo construir un orden internacional sólido”, aseguró Obama en la entrevista grabada con CNN.

El Presidente estadunidense aseguró que “es de esperar que China quiera ­—con el aumento de su peso en el escenario global— un asiento más grande en la mesa cuando se trata de relaciones internacionales”, pero avisó que el crecimiento de China se debe dar “consistente con las normas internacionales”.

Pekín “tiene que reconocer que con más poder también viene más responsabilidad” y colaborar en comercio, apertura de mercados o cooperación en crisis internacionales o cambio climático, apostilló Obama.