El ex presidente Bush padre votará por Hillary Clinton

40

El ex presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush (1989-1993), votará por la candidata demócrata Hillary Clinton en las elecciones que se celebrarán dentro de siete semanas, aseguró ayer la sobrina del fallecido mandatario ­John Fitzgerald Kennedy, Kathleen Kennedy.

La ex vicegobernadora de Maryland e hija de Robert F. Kennedy, publicó en la red social Facebook una imagen con el patriarca de los Bush dándole la mano, junto a un pie de foto que reza: “¡El presidente me dijo que va a votar por Hillary!”.

Preguntada por el diario Politico, Kennedy explicó que se había reunido con el ex presidente republicano en el estado de Maine, y explicó que éste era totalmente consciente de que apoyaría a la demócrata.

Bush, de 92 años, no había hecho públicas sus opiniones sobre la carrera electoral, pero sus hijos, el ex presidente George W. Bush y el ex gobernador de Florida Jeb Bush (expulsado de la carrera a la Casa Blanca por el magnate), sí anunciaron que no votarán por Trump, aunque tampoco han dicho si lo harán por Clinton.

De confirmarse la decisión del ex presidente republicano de votar por la candidata demócrata para que pierda su compañero de partido sería un gesto inaudito en la historia de las elecciones en el vecino del norte.

En cualquier caso, Bush se suma a la lista de dirigentes republicanos o simpatizantes que no votarán por el magnate populista; el último en hacerlo fue el magnate cubano-estadunidense Mike Fernández, quien ha apoyado históricamente al candidato republicano con jugosas donaciones, pero que en esta ocasión no sólo dará dos millones de dólares a la campaña de la demócrata, sino que pidió a la decisiva comunidad cubana en Florida que vote a Clinton.

Asustados. La atípica y ruidosa campaña del magnate inmobiliario ha provocado que muchos miembros y pesos pesados del Partido Republicano se hayan echado a un lado y hayan rechazado apoyar públicamente a Trump en las presidenciales, especialmente aquellos congresistas que se juegan la reelección en las legislativas que tendrán lugar el mismo 8 de noviembre, y cuyos estados tienen una gran población hispana, una de las minorías atacadas por la retórica agresiva del multimillonario.