El grupo “Kendrick Scott Oracle” cierra el ciclo New York Jazz All Stars 2015

16

El ciclo “New York Jazz All Stars 2015”, que durante este año trajo al Teatro Ocampo de Cuernavaca a lo mejor de la escena del jazz neoyorquino, celebró su última fecha el domingo 29 de noviembre con la presencia del baterista Kendrick Scott, quien ofreció una clase magistral y un concierto posterior en compañía del bajista Joe Sanders, el saxofonista John Ellis, el pianista Taylor Eigsti y el guitarrista Mike Moreno.

A las 16:00 horas, decenas de jóvenes estudiantes de música, músicos y aficionados al jazz tomaron asiento en la planta baja del recinto para escuchar la cátedra “We Are The Drum” de Kendrick Scott. Durante su clase magistral, Scott abrió una sesión de preguntas y respuestas de poco más de una hora de duración, en la que entró en detalles sobre su técnica personal de aproximación a la batería, la historia y composición del instrumento, así como de su llamado al jazz y la filosofía que lo impulsa a continuar explorando los límites del género para llevarlo hacia adelante.

“Realmente creo que la mayoría de los directores de orquesta fueron bateristas, es sólo que extraviaron sus baquetas —dijo Kendrick Scott durante su clase magistral—. La gente suele llamar al puesto del baterista ‘El trono’. Pero piensen, ¿qué es lo que hace un director de orquesta? Te da el tempo. ¿Y qué es lo que hace un baterista?”, bromeó Scott, indicando que la posición de baterista en una banda implica grandes responsabilidades, mencionando que incluso la construcción moderna de la batería, con todos sus elementos, es una orquesta en sí misma que, además, dirige al resto de los instrumentos de la banda siendo conductor y orquestador al mismo tiempo. Kendrick Scott también compartió el concepto de la “Independencia dinámica” para trabajar con los miembros del cuerpo sobre el golpeo de los tambores, además de las cualidades que debe tener un músico de jazz, tales como ser capaz de escuchar y tocar al mismo tiempo para mantener una conversación con sus instrumento, además de trabajar para dejar atrás la dependencia hacia la técnica y concentrarse en los sentimientos al tocar.

Más tarde, a las 19:00 horas, el quinteto “Kendrick Scott Oracle” apareció sobre el escenario del Ocampo para ofrecer piezas de Scott, extraídas de su trabajo “We Are The Drum” y versiones de grandes maestros de la historia del jazz en versiones ancladas en el Free Jazz y la experimentación, como podía verse en la tarola que Scott se colocó en el piso y que accionaba con ayuda de un pedal, en el doble bombo del que hizo uso y en el particular sonido siseante que emitían sus platillos.

En entrevista para la Secretaría de Cultura, Scott declaró: “A la música la llamo ‘meditación sonora’, y realmente creo que todos esos músicos, todos los grandes músicos, tienen un camino espiritual que están recorriendo, y es por eso que su música nos toca tan profundamente. Es porque hay un mensaje que fue enviado ahí y todos podemos reconocerlo y sentirlo. Cada artista toca una parte de nuestro corazón. Y yo creo que todos los grandes tienen ese trasfondo espiritual. Y no digo que sea necesariamente religioso todo el tiempo. Yo definitivamente salí de la iglesia Bautista y la música gospel es en donde empecé, pero para mí dios es más grande que eso. Y la música definitivamente es más grande que eso. Incluye muchos tipos de religiones y de fes. (…) La lección más grande que he aprendido de envejecer y viajar, es que la música no se trata de música, sino que la música se trata de la vida. Entre más la vivo, mejor músico me vuelvo. Y eso me convierte en una mejor persona. Cada lugar al que voy me influencia de cierta manera. Y trato de llevarme eso a dondequiera que voy.”

Kendrick Scott nació en Houston, Texas. Creció en una familia de músicos y comenzó a estudiar batería a los 8 años en la High School for the Performing and Visual Arts, escuela que ha producido músicos como Scott Jason Moran, Robert Glasper y Beyoncé, entre otros. Posteriormente obtuvo una beca en el Berklee College of Music, en donde perfeccionó sus estudios de batería.

Kendrick ha realizado giras con Herbie Hancock, Charles Lloyd, The Crusaders, Kurt Rosenwinkel, Kurt Elling y Terence Blanchard. También participa en varios álbumes de la compañía “Blue Note” incluyendo “Flow” (2005), “A Tale Of God’s Will” (2007) y “Magnetic” (2013). Scott es miembro de la Blue Note Records 75th Anniversary All-Star band,  que incluye a músicos como Ambrose Akinmusire, Robert Glasper, Derrick Hodge, Lionel Loueke y Marcus Strickland.