El independentismo Catalán vuelve a mostrar su fuerza

20

El independentismo catalán ha vuelto a demostrar que, pese a las dudas, aún mantiene un buen estado de salud. Este domingo, unas 800 mil personas, según la policía local, salieron a las calles de cinco ciudades catalanas a defender, por quinto año consecutivo, la independencia de Cataluña.

Una nueva imagen de movilización masiva que permite al movimiento secesionista catalán recargar fuerzas y desmentir la idea del desgaste y el cansancio ciudadano, tras varios años ya de haber iniciado un proceso político y social plagado de incógnitas.

Hoy (domingo), contra los pronósticos de los de siempre, hemos vuelto a llenar las calles, las plazas, las ramblas y los paseos. Hemos vuelto a hacer historia”, exclamó en su discurso Jordi Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, una de las entidades organizadoras de la manifestación.

CINCO CONVOCATORIAS

A diferencia de los años anteriores en que todos los asistentes se concentraban en un solo lugar, en esta ocasión los organizadores de la Diada, como se le conoce a la fiesta nacional de Cataluña, optaron por una movilización descentralizada con cinco convocatorias simultáneas.

El acto reivindicativo comenzó en la localidad de Lleida a las 17:14 horas. El repique de las campanas de su catedral dio la señal de inicio a la performance: los manifestantes, cartulinas amarillas en mano mirando hacia el cielo, simularon con un suave movimiento el latido de un corazón.

Esta acción se repitió en el resto de las cuatro sedes con la idea de mostrar “la interconexión de todo el territorio catalán”. Este “latido”, según los organizadores, simboliza que el independentismo “continúa bien vivo” a pesar de las turbulencias internas y externas.

Esta debe de ser la útlima Diada de este proceso entre la “postautonomía y la preindependencia”, planteó el presidente catalán Carles Puigdemont en un encuentro que sostuvo con medios extranjeros, incluido Excélsior, previo a la Diada.

El político catalán reiteró que “la hoja de ruta independentista” sigue en marcha y que el próximo verano de 2017 se convocarán nuevas elecciones “contituyentes” que darán paso a la nueva “República catalana”. No obstante, manifestó su deseo de lograr acordar un referéndum de independencia con el gobierno central.

EL GRITO REIVINDICATIVO

“¡In-Inde-Independencia!” El ya tradicional grito reivindicativo recorrió cada una de las cinco manifestaciones. Como es habitual en la celebración de la Diada, los asistentes vistieron la camiseta oficial. En esta ocasión, una playera blanca con el lema oficial impreso en el centro “A Punt”, una expresión que hace referencia a que todo está listo para construir “la República catalana”.

A Josep y Vanda no les espantó el intenso calor del verano mediterráneo que aún se siente en Barcelona. Esta pareja no se ha perdido ninguna de las últimas cinco manifestaciones independentistas. “Es muy emocionante”, dice Vanda a Excélsior.

Esta mujer de 40 años es de origen portugués, pero dice que se siente muy catalana: “En cuanto llegué aquí me hice indendentista, siempre lo he tenido muy claro”. Josep cuenta que su sentimiento separatista “es de toda la vida”. “Mi idioma, mi cultura, mis tradiciones no tienen nada que ver con la cultura española”, comentó a este diario.

Josep y Vanda, que llevan la estelada (bandera independentista) amarrada en el cuello como una capa, niegan que estén cansados con el proceso independentista. “Esa es una idea que transmiten los medios de comunicación. Hoy se verá que todas las sedes estarán llenas de gente que como nosotros queremos que Cataluña se separe de España”, dice Josep.

Vanda está segura que tarde o temprano se conseguirá la independencia de Cataluña, pero le surge una duda que le hace sonreír: “Cuando se acabe esto de las manifestaciones ¿qué haremos el 11 de septiembre?”