El PES ha sido negocio redondo para Hugo Eric Flores

649

De la redacción

El periodista Pave Soberanes consideró que el Partido Encuentro Social (PES), ha sido un negocio para el presidente de dicho instituto político, Hugo Eric Flores Cervantes, al pagar sueldos y liquidaciones por 42.6 millones a militantes y trabajadores del Encuentro.

En su columna HomoPolíticus, informó que en su momento, el Instituto Nacional Electoral declaró que no había comprobado gasto; además de otras 16 anomalías en sus reportes de fiscalización ante el órgano Federal.

De igual forma reveló que, «se encontró 42 contratos con proveedores y prestadores de servicio por cinco millones 531 mil 987 pesos que tampoco están claros ni existen comprobantes de qué se trataron. Así como 75 operaciones por 22 millones 417 mil 251.98 pesos que no se reportaron en tiempo real».

Durante los gastos del PES durante el 2019, fueron en la adquisición de playeras, volantes y trípticos no corresponden a gastos relacionados con la labor partidista, por no ser tiempo electoral, así fue consignado por el periódico de circulación nacional «Milenio Diario» en la nota PES comete anomalías en gastos y «desaparece» sin pagar multa por 162 mdp, como cité la fuente en la entrega de ayer, bajo el primer párrafo:

«Una casa como la que compró el dueño del PES en el fraccionamiento Club de Golf Tabachines de Cuernavaca, en un proceso de compra-venta directo, como la que realizó Hugo Éric Flores, ronda entre los 10 y 12 millones de pesos, pues un corredor profesional en bienes raíces o una agencia inmobiliaria la tasa de entrada en 18 millones de pesos».

En el séptimo párrafo, se menciona que se «Relacionar la compra de una casa con las irregularidades en el ejercicio del financiamiento público del PES, descubiertas hoy por Milenio Diario, en nota de la periodista Jannet López Arce, sería irresponsable. Al juris doctor corresponde precisarlo. Omisiones por 162 millones de pesos no es cualquier cosa, y peor cuando se trata de dinero público, es decir, proveniente del pago de impuestos de mexicanos cumplidos, registrados en 17 irregularidades -por decir lo menos- en sus reportes de fiscalización ante el Instituto Nacional Electoral. Y hay más, mucho más».

“El PES es un partido de valores y no un partido de corte confesional”, dice Hugo Éric, “ya que se trata de un partido que cumple con la laicidad que exige la constitución de nuestro país”. Pero por lo que parece, uno a uno, el PES no cumple todos los puntos de la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, que retomó la Cuatroté como tesis rectora de gobierno.

Por esas 17 irregularidades, sin conocer el destino de los recursos, el árbitro electoral impuso una multa de 162 millones de pesos al PES, que no pagó.

Incluso, el periodista indicó que durante la pelea de Hugo Eric Flores por la perdida del registro, el edificio de la sede era ofertado en renta o a la venta por 390 mil mensuales o 98 millones de pesos por los cinco pisos.

La oficina del presidente del PES, Hugo Eric Flores se ubica sobre avenida Chapultepec 478, y cuenta con una superficie de 229 metros cuadrados y 37 metros de terraza, con todas las comodidades, pero nada que sea comparado al lujo de una residencia para magnates millonarios en el puerto de Acapulco.

Además de que se informa la adquisición de una casa en el fraccionamiento Club de Golf Tabachines de Cuernavaca, en un proceso de compra-venta directo, como la que realizó Hugo Éric Flores, se encuentra en un precio de los 10 y 12 millones de pesos, un corredor profesional en bienes raíces o una agencia inmobiliaria la tasa de entrada en 18 millones de pesos.

Una casa de un nivel en Tabachines tiene 550 metros de construcción sobre una superficie de 800 metros cuadrados y cuenta con cuatro habitaciones más una para el servicio doméstico, cuatro baños completos, amplia terraza techada con vista al campo de golf, estacionamiento para cuatro vehículos y hasta perrera.

El club tiene gimnasio -gym, más ad hoc-, alberca, zona kids, cuatro campos de tenis, servicio de Spa y cancha de Padel, además de restoranes cinco estrellas, relata en su columna.

«Si Flores, a diferencia de Cuauhtémoc Blanco, compró casa en Cuernavaca -no hay registro de que haya actualizado su mica electoral-, es que su proyecto de vida se sustenta en su proyecto político, aunque él haya dicho dos lunes atrás, cuando le exigió disculpas al periodista Ignacio Cortés porque se sintió ofendido, que no tiene intenciones de hacer carrera política en Morelos».

Incluso, el gobernador del estado no ha comprado casa en Cuernavaca -renta una residencia de lujo en Tabachines, con cargo al erario público- porque cuando deje el cargo, lo cual puede ocurrir cualquier día de octubre de 2021, abandonará el estado, como lo ha confiado en varias ocasiones.

«Tal vez Hugo Éric no tenga los mismos planes de residencia de Cuauhtémoc, de terminar e irse, pues ya lo habría hecho al causar cesantía de su cargo federal para atender gerencialmente los asuntos de su negocio, el PES.

Durante su pelea por la pérdida de registro, su edificio sede era ofertado en renta o a la venta, por 390 mil mensuales o 98 millones de pesos por los cinco pisos. La oficina del presidente del PES, en avenida Chapultepec 478, tenía 229 metros cuadrados y 37 de terraza, con todas las comodidades, pero nada que sea comparado al lujo de una residencia para magnates millonarios en el paradisiaco puerto de Acapulco‘, dice el articulista.

Relacionar la compra de una casa con las irregularidades en el ejercicio del financiamiento público del PES, descubiertas hoy por Milenio Diario, en nota de la periodista Jannet López Arce, sería irresponsable. Al juris doctor corresponde precisarlo. Omisiones por 162 millones de pesos no es cualquier cosa, y peor cuando se trata de dinero público, es decir, proveniente del pago de impuestos de mexicanos cumplidos, registrados en 17 irregularidades -por decir lo menos- en sus reportes de fiscalización ante el Instituto Nacional Electoral. Y hay más, mucho más», finalizó.