Empresarios presionan al Senado en legislación de cannabis

48

Con un dictamen listo para su discusión, la regulación de la mariguana se trabó en el Senado, en medio de presiones por parte de diferentes fuerzas políticas, y desde las industrias farmacéutica, cosmética, y otras que sin haber reforma ya se organizaron en cámaras, hasta el propio Ejecutivo que ya no quiere abrirla al sector privado.

Aunque Morena presentó dictamen a favor de abrir la industria a los campesinos que han sido el sector más afectado por la siembra de la cannabis, y contempló a la iniciativa privada en la entrega de licencias, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, le puso peros y dijo que su iniciativa de noviembre de 2018 tiene un sentido social, “no es necesariamente el negocio privado, no es tampoco la rentabilidad de unos cuantos o incluso de muchos”.

Tras conocerse el primer dictamen entregado por las presidencias de las comisiones de Justicia y Salud, que presiden los morenistas Julio Menchaca y Miguel Ángel Navarro, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, aseguró que había presiones para legislar la regulación de la mariguana, aunque el resto de las bancadas minimizaron los señalamientos.

El propio Monreal no quiso evidenciar a las farmacéuticas, empresas y organizaciones que tocaron a su puerta. Con un segundo dictamen las presiones no han cesado. Inclusive Morena ya se dividió y mientras el jurista Menchaca sostiene que se requiere una nueva ley, el doctor Navarro dice que basta con modificar la Ley General de Salud.

Hoy se sabe que apenas se conoció el proyecto de dictamen, varios empresarios se organizaron de inmediato y hasta planearon la conformación de una cámara que controle prácticamente toda la cadena prevista en la regulación, como son el almacenamiento;