En Ayala regreso a la nueva normalidad debe ser con medidas sanitarias

De acuerdo a las autoridades municipales de Ayala, encabezadas por Isaac Pimentel Mejía, el regreso a la nueva normalidad y el inicio de la reactivación económica, tendrá que ser extremando las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades federales y estatales, esto con la premisa de continuar protegiendo a la población del municipio derivado de la pandemia por COVID-19, aplicando la sana distancia, el uso de gel antibacterial y el lavado constante de manos, además del uso obligatorio de cubrebocas.

Lo anterior, luego de que las autoridades municipales sostuvieran una reunión en donde a través de la dirección de Salud Municipal, se contó con la presencia de funcionarios de diversas áreas, así como del delegado municipal, Miguel Contreras, a quienes se les dio a conocer dicha disposición, tomada por las autoridades municipales.

Hay que mencionar que en esta reunión, llevada a cabo en las instalaciones del auditorio municipal, también se dieron cita comerciantes establecidos, locatarios del mercado municipal y comerciantes semifijos de la cabecera municipal, a quienes se les dio una amplia explicación acerca de como se transmite, consecuencias, y medidas que hay que adoptar para evitar contagios por COVID-19 entre la población.

Por su parte, el delegado municipal, Miguel Cortés, señaló que el regreso a la nueva normalidad debe ser paulatino sin dejar de cumplir con las medidas sanitarias, por lo que exhortó a los comerciantes presentes a cumplir con estas recomendaciones.

Con cubrebocas y manteniendo la sana distancia, los comerciantes escucharon atentos a las autoridades municipales, que insistieron en que la activación económica del municipio será posible en la medida en que se cuide la salud de todos.

Para esto, en su intervención, el secretario adjunto de la Presidencia municipal, Manuel Abúndez Campos, refrendó que para evitar que el regreso a la nueva normalidad se salga de control, lo más viables es que el municipio se vaya recuperando de manera paulatina, sin arriesgar la salud de la población del municipio.