En qué consistirá la Fase 3 en México ante el Covid-19

En la Fase 3 se registra una propagación extensa y miles de personas resultan afectadas por el virus, en este caso el coronavirus. Las cadenas de propagación resultan difíciles de romper, lo cual requiere de estrategias más drásticas

104

La Fase tres  de emergencia epidemiológica por el nuevo coronavirus está caracterizada como epidémica, hay presencia de brotes regionales y dispersión nacional de la enfermedad, de acuerdo con la Secretaría de Salud.

Por esta razón los números de casos, a diferencia del escenario dos en el que los contagios son por centenas, se estimaría en miles.

“Hay una propagación del virus más extensa, por lo que se hace aún más difícil interrumpir la cadena de transmisión. Mientras que en el escenario dos pueden presentarse centenas de casos”, detalló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Con la llegada de este último escenario los eventos masivos en espacios públicos cerrados y abiertos, como cines, estadios y plazas comerciales, quedarían suspendidos.

También habría suspensión de cualquier tipo de actividad en centros de trabajo que presenten brotes activos de la enfermedad, y se realizaría cuarentena generalizada.

En algunos estados como Quintana Roo, Michoacán, Jalisco y Yucatán ya están aplicando medidas como toque de queda, multas, cierres de fronteras y hasta cárcel para aquellos con síntomas que no acaten las medidas de aislamiento.

El jueves de la semana pasada, la Secretaría de Salud federal aseguró que “no hay duda” de que el país llegará a la Fase tres de la emergencia epidemiológica, por lo que llamó a la población a seguir las recomendaciones de la jornada de ‘Sana Distancia’ para reducir los contagios, al menos hasta el 19 de abril, cuando se estima concluya la emergencia sanitaria.

“Se va a dar, no hay duda de que se va a dar, es la fase de más transmisión y la fase donde el riesgo principal es que se sature el sistema de salud”, advirtió el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, vocero del Gobierno de la República sobre todo lo relativo con la epidemia.

Los cálculos de la Secretaría de Salud estiman que el COVID-19 infectaría a entre 0.5 por ciento y 1 por ciento de la población total del país, lo que podría representar hasta 1.2 millones de personas.

Sin embargo, López-Gatell dijo que en la Fase tres, si la mayor cantidad de personas no sale a la calle durante estas cuatro semanas, “en lugar de una curva epidémica inmensa que supera la capacidad de atención, vamos a tener una curva epidémica de menor tamaño que permita atender a las personas enfermas, sobre todo las críticamente enfermas”.

El riesgo es la saturación de los servicios médicos

La fase 3 ha sido una de las más temidas por las naciones, ya que es la de máxima transmisión. En el peor escenario, y en dado caso de que no se hayan aplicado medidas para controlar la enfermedad, el número de contagiados se cuenta en miles y el virus se extendería por todas las regiones.

El epidemiólogo Eduardo García comenta que a pesar de que en esta tercera etapa comienzan a registrarse miles de casos, no significa que todos sean de gravedad, sin embargo, se corre el riesgo de saturar los servicios médicos y muchas personas no serían atendidas a tiempo.