Esta semana se reunirán gobernadores con el presidente para hablar sobre gasolinazo

18

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, aseguró que el aumento en el precio de la gasolina afectará el presupuesto en seguridad, salud y recolección de basura, por ello espera que está semana se concrete una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto y los gobernadores para que explique «todas las acciones que se tienen que tomar y evitar la especulación», porque ha tomado a todos por sorpresa y tendrá «implicaciones financieras, económicas y energéticas».

«A nivel nacional lo que me parece es que debe haber una reunión con el presidente; no sé si nos van a hacer caso o no, pero yo voy a seguir insistiendo hablar con él, poder platicar con él y que nos expliquen exactamente todas las acciones que se pueden tomar… Creo que se pueden hacer ajustes. Yo creo que se deben hacer ajustes y yo creo que se debe cuidar de manera importantísima que no haya especulación porque si hay especulación va a haber desabasto y si hay desabasto, va a provocar algo muy serio».

Mancera señaló que se vienen tiempos difíciles para el país por lo que se deben poner a trabajar y tomar decisiones no solo con secretarios de Estado sino con el presidente, para revisar el aumento a los combustibles.

«Es un momento desafortunado para esto, la verdad es que no le cae nada bien a la ciudadanía, pero lo que se trata es que encontremos qué es, qué es lo que se puede hacer para que haya una mucho menor afectación y que se tomen todas las precauciones del caso. Y para eso, debemos estar en sintonía los gobernadores… Que se revisen esta decisión que se está tomando. Todos es perfectible, todo se puede mejorar; y yo creo que se debe de encontrar otro camino, no éste. Encontrar un camino mejor»

Asimismo, indicó que cada vez que debe tomar distancia de Peña Nieto lo hace y cuándo se tiene que trabajar coordinados lo realiza. Por último, descartó señalar si el aumento a las gasolinas es una equivocación del presidente, aunque reconoció que no eran momentos de ajustes.