Exhorta Congreso al Senado para que elija al mejor perfil como magistrado electoral para Morelos

420

* La diputada promovente Andrea Gordillo Vega, señaló que esta es una oportunidad para fortalecer el sistema democrático de nuestro Estado

El pleno del Congreso del Estado de Morelos aprobó por unanimidad exhortar al Senado de la República para que, en el proceso de deliberación para designar el cargo de magistrado del Tribunal Electoral del Estado de Morelos (TEEM), se corrobore que la persona elegida “tendrá capacidades intelectuales, experiencia y conocimiento en materia electoral, y que el proceso de designación será realizado conforme a la legislación aplicable”, punto de acuerdo presentado por la diputada Andrea Valentina Guadalupe Gordillo Vega.

La diputada sostuvo que “ante este proceso (…), se abre la oportunidad de fortalecer el sistema democrático de nuestro Estado. Al respecto, reveló que en lo que va de 2021 al Tribunal Electoral del Estado de Morelos “le han sido impugnadas 118 sentencias ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de las cuales 60 sentencias fueron confirmadas y 58 fueron revocadas”.

En este sentido, la diputada Gordillo Vega presentó un breve análisis de la labor de este tribunal: “en 2015 le fueron impugnadas 171 sentencias al TEEM; de las cuales 134 fueron confirmadas y 37 revocadas; es decir, el 21 por ciento de las sentencias impugnadas fueron revocadas”; en tanto que en 2018 “fueron impugnadas 46 sentencias; de las cuales seis sentencias fueron confirmadas y 40 fueron revocadas; esto quiere decir que en el 86 por ciento de las sentencias se encontraron violaciones al proceso”.

Por ello, argumentó “necesitamos un tribunal electoral con capacidades intelectuales, experiencia y conocimiento electoral. Queremos un tribunal electoral que haga sentencias apegadas a derecho y que la sala regional confirme sus sentencias, en lugar de revocárselas. Solo así se logrará instaurar gobiernos eficaces y oposiciones constructivas”.

Además, señaló que “fortalecer a estos organismos especializados en materia electoral, implica vigilar su funcionamiento y asegurar la idoneidad de sus integrantes; para así garantizar que cuenten con el perfil adecuado y que gocen de total independencia frente al poder y los partidos políticos”.