Exigen aguinaldos en el sector salud

El pasado 20 de diciembre venció el plazo de ley para recibir el beneficio

194

Jubilados del Hospital del Niño Morelense y trabajadores de los Servicios de Salud realizaron protestas por falta de pago de aguinaldo y otras prestaciones.

Los jubilados arribaron a Palacio de Gobierno con pancartas en mano para exigir el pago de fin de año y la pensión de diciembre.

Unas 130 personas recibieron la promesa del propio gobernador Cuauhtémoc Blanco desde el mes de octubre que les sería pagada la prestación el pasado 15 de diciembre. Las autoridades simple y sencillamente les dijeron que no hay recursos para la liquidación de sus pagos, por lo que ya analizan elevar sus protestas cerrando calles.

El pago a los jubilados correspondiente al mes de diciembre está garantizado, afirmó Fermín Morales Velasco, director general del organismo, tras reunirse con una comisión en Palacio de Gobierno. “El pago mensual estará resuelto el día de hoy (ayer), a más tardar mañana (hoy); el recurso ya está asignado, por lo tanto ustedes lo verán reflejado en las próximas horas”, aseguró. En cuanto al aguinaldo, Morales Velasco refirió que se realizan las gestiones correspondientes ante la Secretaría de Hacienda, por lo que se espera que en los siguientes días se otorgue la ampliación presupuestal que permita realizar el pago a los 102 jubilados del nosocomio.

En el caso de los trabajadores activos, arribaron algunos desde las 4:00 horas a la sede de los Servicios de Salud para hacer fila, con la esperanza de que les sean pagadas sus prestaciones Lo que se les adeuda a 800 trabajadores son sus vales de despensa, una quincena atrasada, prima vacacional, además del aguinaldo.

Las prestaciones debieron haberse pagado desde el 15 de noviembre, según señalaron los trabajadores. Además, amenazaron con elevar sus protestas realizando bloqueos de calles en las principales arterias de la capital morelense. “Estamos esperando como unos mendigos, no nos han dado lo que es de nosotros, de nuestro trabajo, de todo lo del año”, lamentó una empleada. Temieron además que las autoridades tomen represalias contra ellos por pelear por sus derechos.