Exigen padres de familia de jóvenes asesinados en la Barona disculpas públicas por criminalizar a sus hijos

224

Este jueves padres de familia de jóvenes que perdieron la vida la semana pasada durante una balacera en un velorio en la colonia Antonio Barona de Cuernavaca, exigen una disculpa pública por parte del diputado Federal Jorge Argüelles, así mismo del fiscal general del Estado Uriel Carmona y del delegado de programas sociales Hugo Eric Flores Cervantes por criminalizar a sus hijos.

Aseguraron que no buscan problemas, simplemente que el nombre de sus hijos quedé limpio y libre de cualquier relación con lo que dichas autoridades han mencionado.

«Queremos que nos den una explicación del por qué ellos se atrevieron a dar tal veredicto o tal opinión, nos encantaría una disculpa pública, dado que ellos tienen un cargo público y si nos gustaría un acercamiento con nosotros y una explicación», aseveraron.

Así mismo pidieron que el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo les de la cara, toda vez de que está masacre o acto de terrorismo merece que por lo menos eso haga.

«Queremos que también el gobernador Cuauhtémoc Blanco nos de la cara, yo sé que él tiene a su gente y nos los manda pero creo que este acto de terrorismo merece que él mismo nos de la cara, que nos de el informe de lo que están haciendo y de que es lo que van a hacer», señalaron.

Destacaron que en una declaración Blanco Bravo dijo que ya tenían ubicados a los responsables de este acto sangriento, sin embargo aseguraron que no ven respuesta alguna, toda vez de que no ha existido ningún tipo de acercamiento con ellos, ni mucho menos les ha dicho nada sobre ello.

Por esto, exhortan al gobernador a que así como cuando estuvo en campaña visitó muchas veces está colonia para pedir el voto, ahora lo haga para darles la cara y hablar con ellos.

«Así queremos que venga, está colonia es importante dentro del municipio, que venga y que hable con nosotros, que se dé un tiempo para que nos diga cuál es el plan de acción, que es lo que va hacer», piden.

Agregaron que ellos como padres de las víctimas ya iniciaron una acción de trabajo con Mauricio Termino, luego de la masacre, no obstante aseveraron que sobre lo ocurrido no se tiene nada.

«Sabemos que nos van a ayudar con instalación de cámaras y otras cosas aquí pero eso es después de, que va a pasar con lo relacionado al acontecimiento, que respuestas nos va a dar, queremos que nos diga algo», apuntaron.

Finalmente lamentaron que estos jóvenes, algunos menores de edad, hayan perdido la vida de esta manera tan violenta, por haber hecho un acto de buena fe, como el de estar presentes en el velorio de uno de sus amigos.