Freno a excesos en contratación de créditos y reestructuración de deuda pública: LMG

347

Al votar a favor de las reformas a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, la Senadora Lucía Meza Guzmán, advirtió que se acabaron los negocios obscuros que se establecen entre los gobiernos municipales y estatales con asesores financieros e instituciones bancarias en la contratación de empréstitos o con la reestructuración de las deudas públicas.

El día de hoy en el Senado de la República se aprobaron en lo general y particular estas reformas, con las que se limita a los alcaldes y gobernadores realizar gastos de servicios financieros en la contratación de deuda pública.

Con ello, dijo la Senadora Lucía Meza, se pretende evitar que los alcaldes y gobernadores hagan negocios ilícitos y corruptos con la contratación de empréstitos, ya sea a través de arreglos con asesores financieros o con las propias instituciones bancarias.

La Senadora de Morena explicó que actualmente la ley en la materia no regula los gastos que tienen que realizar los municipios y entidades federativas en los momentos de contratar algún crédito, por lo que con dichas reformas no sólo se establece el concepto de gastos y costos, sino que además estos se limitan a un porcentaje que no debe rebasar el .15% de la deuda contraída.

“Había casos en que gobernadores y alcaldes contrataban créditos y se gastaban hasta el 23% del monto contraído, en pago de asesoría legal y técnica, en un evidente negocio entre las autoridades y los despachos financieros. Esto sin contemplar las elevadas tasas crediticias, con las que los alcaldes y gobernadores recibían algún financiamiento de los banqueros”, acotó.

En este sentido, la Senadora Lucía Meza Guzmán advirtió que en menos de 12 años la deuda subnacional integrada por créditos contratados por municipios y entidades federativas se cuatriplicó al pasar de 160 mil millones a 670 mil millones de pesos.

En Morelos, la deuda pública generada por los municipios y el gobierno estatal, asciende a los cerca de 9 mil millones de pesos, que significa una pesada loza económica y que lamentablemente en muchos casos se contrataron con procesos financieros poco claros.

Lucía Meza Guzmán sostuvo que las reformas aprobadas a la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios acabará con esos abusos y excesos que se cometían, ya que los municipios y entidades federativas estarán obligados a gastar sólo el .15% del total de la deuda contraída en todos los gastos, asesorías y accesorios que genere la contratación de nuevos créditos, refinanciamientos o reestructuras de las deudas.

Finalmente, sostuvo que con esas modificaciones normativas se brindará certeza jurídica en el destino y aplicación obtenidos mediante deuda pública y que estarán dirigidos exclusivamente para gastos de inversión pública y productiva de los municipios y entidades federativas.