Google se suma a la guerra de las apps de mensajería con ‘Allo’

9

Google presentó hoy Allo, su entrada en la guerra por el dominio de las aplicaciones de mensajería instantánea, en el que aglutina funciones que ya tienen sus competidores y al que aporta como novedad la Inteligencia Artificial integrada con los masivos datos de su buscador.

Google Allo tiene el valor diferenciador, según la compañía, de que permite “chequear el estado de un vuelo o buscar un restaurante” sin tener que abandonar el chat, algo que realiza aprovechando los emergentes “bots” (automatismos capaces de “aprender”) y la masiva información estructurada que ha amasado el creador del primer buscador de internet.

Hemos creado una aplicación de mensajería que te permitirá mantener la conversación en marcha al tiempo que te provee la asistencia que necesitas”, explicó Google en un comunicado.

Google Allo recurre a elementos ya tradicionales en las aplicaciones de mensajería, como “stickers”, “emoticonos” y añade uno de los que tiene más futuro en tecnología: los asistentes personales, capaces de responder a comandos o preguntas con una tecnología que se va aproximando a la Inteligencia Artificial.

Los usuarios de esta nueva aplicación, disponible en sistema operativo Android y para el iOS de Apple, solo tienen que escribir “@google” seguido de una pregunta (por ahora el servicio solo funciona en inglés) en medio de una conversación para recibir una respuesta inmediata.

Google Assistant, como se llama la funcionalidad, es la pieza central de la apuesta del gigante de internet por el mercado de las aplicaciones de mensajería, un nicho en crecimiento pero al que se apunta relativamente tarde, con lo que se arriesga a replicar la falta de tracción de Google+, su red social.

En los próximos meses, Google Assistant estará disponible en más productos de Google, trabajando de manera inapreciable a lo largo del día en tu hogar o en el camino”, explicó la empresa en un comunicado.

Allo quiere poner el pie en el competitivo mercado de las aplicaciones de mensajería, que comenzó como una alternativa a los onerosos SMS y ha evolucionado a un ámbito cada vez más social e intenta ahora convertirse en una herramienta de trabajo