¡Guayabazos!  Caravana con sombrero ajeno…

0 117

DE CARLOS CALTENCO

Varios Municipios se truenan los dedos. Algunos habrán acatado la resolución de la Suprema Corte de Justicia con respecto al inconstitucional cobro del impuesto adicional. Otros en franco desacato, mientras esperan que haya Paquete Fiscal, aprovechan el limbo jurídico y lo siguen cobrando. No obstante la ciudadanía espera. Ya se enteró por los medios de comunicación que puede ahorrarse 25% de lo que venía pagando de predial y otros impuestos y no es cosa menor. A decir de los propios munícipes, al ahorrarse éste cobro, la ciudadanía morelense dejará de pagar 350 millones de pesos al menos. Por otro lado, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 considera un incremento importante en las participaciones federales a estados y municipios. En algunos casos de hasta el 30%. En conjunto para los municipios de Morelos se esperan incrementos precisamente de 350 millones.

Lo curioso es que en la propuesta que se prepara en el Congreso, es el Ejecutivo Estatal quien recibirá un incremento al presupuesto de más de 2500 millones mientras que a los municipios se les reduce el presupuesto. En pocas palabras, a los municipios se les pretende escamotear el incremento a sus participaciones federales. Por eso la queja de los munícipes y por eso también, su irracional petición de pretender un incremento en el pago de derechos.

En éste contexto, el gobierno del estado anuncia un adelanto de participaciones para los municipios que lo requieran, a fin de paliar sus necesidades inmediatas por el flojo inicio de año que ha ocasionado la ausencia de la ciudadanía en las cajas recaudadoras. Caravana con sombrero ajeno, adelanto de los propios recursos “sin intereses”, ¡faltaba más! Como una manera de administrar el conflicto que seguramente surgirá si se aprueba el Presupuesto Estatal con esas aberraciones.

Y qué decir además de los descuentos del 2.5% para la seguridad pública del Mando Coordinado y del 2.5% para el fondo de infraestructura y atención de laudos de los municipios, dinero del que por cierto, no han visto un peso los municipios desde 2017. Descuentos herencia del graquismo para la que el gobierno anti graquista de Cuauhtémoc Blanco no tiene rechazo sino todo lo contrario. Este descuento debe eliminarse por dos razones elementales: No hay resultados en materia de seguridad por lo que no se justifica meter más dinero y los municipios no han visto un solo peso de éste fondo en 2019 para el pago de laudos laborales, como para seguir aceptando que se les retenga el mismo. No obstante lo injusto e ilegítimo de ésta situación, los Presidentes Municipales aguantarán vara, en aras de la paz social. Lo más grave es que es muy probable que la ciudadanía tenga que pagar los platos rotos de esta rebatinga por los recursos al pagar derechos estatales y municipales, por ejemplo, los trámites ante el Registro Civil, el pago de refrendos de licencias de funcionamiento, el pago de licencias de construcción y una larga lista de trámites que la ciudadanía necesita hacer para que la economía del estado funcione.

Por si ésta situación no fuera grave ya de por sí, estamos ya entrando a la parte final de enero sin que haya claridad sobre cuándo será aprobado el Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio 2020. Recursos hacen falta, pero deben destinarse a donde más se necesitan, por ejemplo, al INSABI al que por cierto, el gobierno del estado rehúye adherirse. ¿Para qué se requieren entonces los más de 2500 millones de pesos de incremento en el presupuesto? Con menos de la mitad de ese dinero se aseguraría el derecho universal a la salud de los morelenses. Con la quinta parte de eso, se solucionaría la falta de recursos que dejarán de percibir los municipios. Con apenas mil millones se realizaría un ambicioso plan de obra pública en el estado.

Es necesario que el Gobierno de Cuauhtémoc Blanco aclare el uso y destino del dinero que espera recibir. Cabe señalar que es un gobierno sin resultados que no merece dicho incremento. Por lo que es fundamental que se informe qué se espera hacer con ese incremento. Los morelenses ya estamos hartos del dispendio de recursos, de la inseguridad en las calles, del cierre de negocios, de la situación de estado de sitio forzoso al caer la noche en las calles de nuestro estado. No se puede seguir poniendo dinero bueno a un mal gobierno, que no da resultados.

------------------
loading...