Hace 27 años, Kurt Cobain decía adiós al mundo

109

El 5 de abril de 1994 Kurt Cobain se atrincheró en una habitación sobre el garaje de su casa en Seattle, Estados Unidos, se colocó en un taburete contra la puerta y se encerró a escribir una carta de despedida.

Cobain sacó entonces de una caja de tabaco Tom Moore su parafernalia de drogas y se inyectó tres dosis de heroína. Había, ya, bebido cerveza y fumado cigarrillos.

Colocó en el suelo dos toallas, sacó su billetera y dejó a la vista su licencia de conducir para que pudieran constatar su identidad.

Se acomodó en el piso y apoyó sobre el pecho su escopeta calibre .20. El cañón apuntaba directo a su barbilla y con el pulgar jaló el gatillo.

“Es mejor quemarse que desvanecerse”, se leía en su nota suicida, escrita en tinta roja y dedicada a Boddha, su amigo imaginario de la infancia.

La frase fue tomada de la canción de Neil Young “Hey Hey My My”. En su último mensaje, Cobain lamentaba no disfrutar la fama.

“No puedo soportar la idea de que Frances (su hija) se convierta en el rockero miserable y autodestructivo que me volví”, escribió, y en la última línea de su texto aseguraba que la pequeña, de entonces 20 meses, estaría mejor sin él.

El informe de toxicología posterior a su suicidio confirmó que tenía una cantidad enorme de heroína en su organismo y una herida de bala en la cabeza.

Con apenas tres álbumes de estudio, la banda registraba ventas de más de 30 millones de copias y la canción “Smells Like Teen Spirit” los dio a conocer en el mundo de la música y del grunge.

Fue el 8 de abril cuando un electricista, Gary Smith, encontró el cuerpo de Cobain, quien entonces llevaba ya varios días reportado como desaparecido.

Smith había acudido a la casa de Cobain a instalar un sistema de luces de seguridad, y aunque no le abrieron cuando llamó a la puerta, decidió comenzar su labor.

En una de las habitaciones creyó ver un maniquí sobre el suelo con una escopeta sobre el estómago, pero en realidad era el cuerpo del cantante.

Cobain ya había vivido pocas semanas antes de su muerte otro incidente relacionado con las drogas que estuvo a punto de costarle la vida.

Durante el mes previo a su muerte, Courtney Love, su esposa, acudió a un centro de rehabilitación, donde también iba a estar Cobain, pero no fue.

El cantante fue avisado de que la banda se separaría si no entraba a rehabilitación, la ausencia de Love, los estragos de la fama y su desaparición días previos a su muerte, fueron motivo para el triste final de unos de los cantantes que marcó a toda una generación.

Con su muerte a los 27 años, Cobain se unió el “club de los 27”, cantantes que murieron a esa edad como Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Amy Winehouse.

------------------
loading...