Hagamos equipo, compensemos la desaceleración

Por: Jorge Mátar

La economía mexicana registró un segundo tropiezo durante agosto y apunta a una contracción durante el tercer trimestre, en Morelos, las actividades terciarias darán la cara por nuestra economía local, la cual, está medida por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), y en la que observamos y nos cansamos de analizar y lamentar, que registró un retroceso de 0.40 por ciento anual en el octavo mes, con base en cifras ajustadas por estacionalidad, lo que representó su segunda caída consecutiva, según registros del INEGI, con este resultado, entre julio y agosto acumuló una baja de 0.5 por ciento, respecto al mismo lapso de hace un año. En la variación mensual, el IGAE mostró una variación de 0.1 por ciento, dato ligeramente superior a la contracción de 0.2 por ciento observada en julio, aunque pareciera que podemos prever una recuperación en el corto plazo, la estadística nos dice lo contrario y más aún, fortalece la expectativa que palpamos día a día en nuestra actividades empresarial, mientras más cerca está el cierre de año, más conservadores somos en el gasto y en el endeudamiento con créditos comerciales.

Seguramente el debate sobre si la economía está en recesión, va a regresar, ya que el crecimiento durante el tercer trimestre en comparación del segundo va a ser muy cercano al cero, esto sin lugar a dudas repercute en el ánimo de inversión y consumo, además, se mantiene en pie la posibilidad de una contracción en el tercer trimestre de 2019, lo que es preocupante tomando en cuenta que México apenas evitó caer en una ‘recesión técnica’ en la primera mitad, la aprobación del Ppto 2020 con una directriz más conservadora en el tema del gasto corriente y el ser más eficientes en el destino de programas sociales y proyectos de infraestructura pública, ha motivado que muchos tengamos puestas nuestras expectativas, en el 1er Trimestre de 2020 para empezar a ver resultados positivos.

La lectura más llamativa del mes recayó en el sector servicios (Actividades Terciarias), principal motor de la economía, ya que bajó 0.09 por ciento anual, lo que significó su primer dato negativo desde 2009, año en el que la crisis económica impactó a México y al mundo, las actividades secundarias cayeron 1.05 por ciento, por lo que acumularon un año en números rojos y en las actividades primarias se registró una desaceleración de 0.86 por ciento, su nivel más bajo en tres meses, esto para nuestro estado se puede convertir en un punto de referencia positivo, sabiendo impulsar y desarrollar las actividades primarias como la agroindustria, la ganadería, la pesca y la minería, hoy existen condiciones para convertirnos en un ejemplo a nivel nacional explotando y poniendo en marcha  las condiciones favorables para que esto ocurra, ya se ha dicho mucho, tenemos la ubicación geográfica, el clima y el capital humano para que podamos lograrlo en el mediano plazo.

Hoy más que nunca tenemos que cerrar filas por nuestro estado, todos los sectores debemos de recordarle al gobierno que las políticas públicas nacen de las necesidades primarias de sus habitantes y ellos tienen la obligación de generar las condiciones para que así sea, ellos deben ser los principales motivadores para que una economía local se fortalezca y genere empatía con los empresarios y sea la inversión privada, el complemento de la inversión pública que detone los diferentes sectores, hagamos que la producción, la intermediación y el consumo interno, nos lleve mediante acciones inmediatas, a la estabilidad económica que nos permita mantener la capacidad instalada, las fuentes de empleo y sobre todo, el reinvertir nuestras utilidades en capacitación y fuentes de empleo mejor remunerados y mejor preparados.

¡Que así sea!

loading...
COMPARTIR