Hija de Paul Walker demanda a Porsche

15

Meadow, hija del fallecido Paul Walker, presentó este lunes una demanda por homicidio culposo contra Porsche. La joven de 16 años argumenta que el auto deportivo en el que viajaba el actor al momento del accidente tenía múltiples defectos de diseño.

La denuncia sostiene que «el vehículo carecía de elementos de seguridad que se encuentran en los coches de carreras bien diseñados e, incluso, en coches de carretera menos costosos de Porsche. Características que podrían haber evitado el accidente o, mínimo, favorecido a que Paul Walker sobreviviera al choque».

En el documento, Meadow explica que tras el impacto Paul Walker estuvo con vida un minuto y veinte segundos, pero quedó atrapado por el cinturón de seguridad, que le rompió las costillas y la pelvis y lo mantuvo inmovilizado hasta que el vehículo estalló en  llamas.

La joven reclama que el Carrera GT 2005 debería haber tenido un sistema de control electrónico de estabilidad para protegerlo contra desviaciones y añade que el coche también carecía de barras de refuerzo de la puerta lateral adecuadas y tenía líneas de combustible de goma defectuosos.

«La conclusión es que el Porsche Carrera GT es un coche peligroso. No debe estar en la calle,» explica el abogado de Walker, Jeff Milam, en el comunicado.