Iglesia critica al Gobierno federal por fuga de El Chapo

19

La Arquidiócesis Primada de México consideró que la fuga de Joaquín el Chapo Guzmán provocó que la Secretaría de Gobernación (Segob), a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong, sea percibida como una “minisecretaría”.

El editorial del semanario Desde la fe, que edita Comunicación Social de dicha representación de la Iglesia Católica a cargo del arzobispo Norberto Rivera Carrera, criticó la concentración de las funciones de seguridad pública en la Segob.

El texto publicado este domingo cuestiona los “motivos dudosos” en la decisión del presidente Enrique Peña Nieto, quien al inicio de su mandato planteó desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) para pasar sus labores al esquema de Gobernación, y señaló que lo hizo a través de “dulces promesas de tranquilidad”.

“La supersecretaría muestra ineficacia en sus acciones de seguridad pública y la efectividad del sistema de inteligencia. Hace unos días, la supersecretaría vino a ser minisecretaría”, indicó.

“Los hechos en materia de seguridad acaecidos recientemente; es decir, la vergonzosa fuga de uno de los delincuentes más connotados, pone en tela de juicio la viabilidad de aquella reforma y la concentración de funciones en una entidad política encargada del gobierno interior”, agregó el artículo, acompañado con una fotografía del Chapo.

El semanario católico añadió que la Segob muestra un “gigantismo inoperante” al concentrar competencias “diversas, incompatibles y dispares”.

Desde la fe menciona que Gobernación también se encarga de “fijar el calendario oficial, guardar las efemérides, registrar firmas oficiales de funcionarios, publicar el Diario Oficial, censurar algunas publicaciones, registrar a la población del país, expulsar extranjeros indeseables, dirigir la política migratoria, promover el desarrollo municipal, vigilar casinos, juegos y sorteos, administrar el patrimonio insular, regular el uso del escudo, la bandera y el himno nacionales, coordinar el sistema de protección civil, vigilar a las asociaciones religiosas y culto público”, entre otras.