Imposible parar molienda en ingenio de Casasano por emergencia sanitaria por COVID 19

El presidente de la asociación “Flor de Caña”, Almaquio Sámano, destacó que detener la molienda de caña, más que beneficiar al productor, al ingenio y a la región, traería grandes pérdidas económicas para la región.

495

De acuerdo a las políticas implementadas por el gobierno y atendiendo a las acciones que se deben tomar en torno a la emergencia de salud por coronavirus, Almaquio Silvestre Sámano Ríos, presidente fundador de la Asociación de Cañeros “Flore de Caña” del ingenio de azúcar de Casasano, en Cuautla, señaló que al momento, no se tiene previsto el realizar ningún paro de actividades en el ingenio, pero que de hacerlo, debería tomarse la decisión a través de una reunión con el comité de calidad y producción cañera.

“Por el momento no ha llegado a este comité, formado por las tres organizaciones y el ingenio, alguna solicitud o recomendación de las dependencias involucradas en el tema de salud, por lo que por lo pronto, nosotros no estamos previendo alguna suspensión, no está contemplada”, destacó.

Añadió que el detener la molienda costaría mucho dinero y que de acuerdo a la ley, “si el ingenio para, se analiza cual fue el motivo para que los cargos que se tengan que hacer se le hagan a quien corresponda”.

Asimismo, destacó que en caso de que la implementación de medidas sanitarias mayores sean obligatorias, se analizaría a plenitud esta posibilidad a través del comité de calidad y producción cañera.

Dijo que detener la molienda en este momento, sería contraproducente, ya que la madurez de la vara dulce se encuentra al cien por ciento, y hacerlo significaría dejar pasar esta, que posteriormente, lejos de que mantenga su Karbe, el ciclo de vida de la vara dulce va en decadencia y deja de perder dulce para convertirlo en fibra.

Finalizó que el aplicar las medidas antes descritas significarían pérdidas económicas tanto para el productor, el ingenio y la región, ya que la derrama económica mermaría.