INCURRIÓ EN RESPONSABILIDAD LA DIPUTADA PRESIDENTA DE LA COMISIÓN DE HACIENDA.

33

– Al cierre del período detuvo y oculto 65 cuentas públicas lo que impidió fincar responsabilidades a servidores públicos del Estado

– Se convirtió la presidenta de la Comisión en un tapón de impidió a la ESAF procediera a presentar denuncias penales y recuperar recursos desviados

La Diputada Rosalina Mazarí Espín, Presidenta de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de Morelos el 54 Legislatura, incurrió en responsabilidad al haber detenido en su escritorio 65 cuentas públicas con lo que se impidió en este año legislativo que la ESAF pudiera presentar denuncias penales, recuperar recursos públicos desviados o fincar sanciones por desviaciones administrativas.

Como Ustedes saben el proceso de auditoría a cualquier ente que ejerce recursos públicos arranca con la notificación del inicio de auditoria, y concluye con el informe de resultados emitido por la ESAF; en este documento se describen todas las desviaciones, irregularidades y faltas en el ejercicio del gasto público que la misma ESAF considera firmes o inobjetables.

El informe de resultados es notificado por escrito a la Comisión de Hacienda del Congreso, quien debe emitir una DECLARATORIA QUE CONFIRMA EL INFORME DE RESULTADOS, solo hasta que se emite esta declaratoria por el Pleno, la ESAF comienza el procedimiento de fincamiento de responsabilidades.

Es el caso, que durante todo este primer año y hasta la última sesión, de más de 65 informes de resultados que recibió la Comisión de Hacienda a cargo de la Diputada Rosalina Espín, solo se presentaron al pleno 5 declaratorias del mismo número de municipios, dos de las cuales, sospechosa o casualmente, correspondieron a las cuentas públicas del municipio de Jojutla cuando el Señor Alfonso de Jesús Martínez Sotelo fue presidente municipal, y en las cuales, por supuesto, se declara que no existe ninguna observación y mucho menos ninguna desviación de recursos.

No voy a prejuzgar los resultados de esas declaratorias, que cada quien saque sus conclusiones. Pero lo que hoy denunció con las pruebas en la mano, es que la Diputada Mazarí está metida en un gran lío que puede derivarle en responsabilidades, ya que fue omisa y dejo de trabajar más de 65 declaratorias que le fueron solicitadas por oficio por la ESAF, las cuales ocultó a los integrantes de la Comisión, incurriendo en negligencia y falta de probidad al permitir con ello que se detuviera a la ESAF en el fincamiento de responsabilidades. Además, de que, violó flagrantemente la fracción XI del artículo 54 del Reglamento para el Congreso, que señala como una obligación de la presidenta de la Comisión el “dar cuenta a los a los integrantes de sus comisiones de la correspondencia y turnos recibidos…” Ella recibió de la ESAF los informes de resultados y nunca informó.

En este sentido, vuelvo a insistir que las declaratorias de Jojutla y las demás que se cantaron ayer en el pleno, están viciadas de ilegalidad y ponen en entredicho la confiabilidad y legalidad de los procedimientos dentro de la Comisión de Hacienda, pues para todos fue evidente que a la sesión del 05 de julio en curso, no hubo diputados suficientes para declarar el quórum de ley, y que como consta en el orden del día que se presenta a Ustedes, el punto número 2 fue “Declaratoria de quórum” y no obstante de carecer de este, la presidenta continuó la sesión bajo el pretexto de que era permanente, y en el colmo, aceptó el voto de asesores como si fueran diputados. Ahí están las fotos y el video.

En resumen, la Diputada Rosalinda Mazarí puede ser acreedora a sanciones por responsabilidad administrativa, política o penal, al haber sido omisa en emitir más de 65 declaratorias que la ESAF le solicito por oficio escrito, y que en lugar de presentarlas a la Comisión para su aprobación y al Pleno para que fueran cantadas, las guardó en secreto, ocultando esta información a los integrantes de la misma, sin existir razón o justificación para ello; pero cuando le convino si fue capaz de privilegiar a su amigo el expresidente de Jojutla, a quien si le elaboró en menos de diez días, las declaratorias de dos años de cuentas públicas en las que no se detectó ninguna irregularidad, es decir fueron impecables.
En razón a que el artículo 55 de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, en su párrafo tercero, a la letra dice que “en el caso de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta pública, la presidencia de la misma será rotativa y anual”, presentaré a quien el Pleno designe como nueva o nuevo presidente de la Comisión de Hacienda, la solicitud para que se formalicen los procedimientos de responsabilidad a que haya lugar por la conducta negligente y omisa de la actual titular de dicha Comisión.

Mientras tanto, un número importante de exfuncionarios seguirán en la impunidad gracias a que la presidenta de la Comisión se convirtió al menos por negligencia en una gran tapadera de quienes aprovecharon y desviaron recursos del erario público que es de todos.

Finalmente, dos temas más que me parecen graves:
1. La Diputada Blanca Nieves Sánchez Arano, a través de su asesor, solicitó por escrito que se le entregaran las cuentas públicas que ayer se aprobaron. Pero en la oficina de la Diputada Rosalina Mazarí se negaron a recibirle siquiera el oficio.

2. Esto no es raro, porque el día 11 de abril de 2019, en la ESAF se tuvo que levantar acta porque la Diputada Rosalina Mazarí Espín, sin justificación legal y sin derecho, también se negó a recibirle al Auditor Uriel González, la cantidad de 10 informes de resultados de igual número de municipios de la cuenta pública 2017, lo que hace más grave esta situación.

Es cuanto compañeros.

Dip. Tania Valentina Rodríguez Ruíz