Indígenas pedirán al Papa Francisco respeto a sus creencias

23

Representantes de organizaciones y pueblos indígenas de México, América Latina y Estados Unidos pedirán al papa Francisco, durante su visita a México, que intervenga para que la Iglesia católica respete sus creencias milenarias y los derechos de sus pueblos como la autonomía, tener su propia lengua y su propio gobierno, así como sus territorios.

“Lo que queremos es entregarle (al papa) en Chiapas un documento para que detenga la forma en que la Iglesia católica impone sus leyes a nuestras comunidades. Ellos obligan en algunos lugares a hacer la faena (cooperación) para construir la iglesia y al diezmo”, dice Marcos Abundio Prado, dirigente del Movimiento Indígena Nacional (MIN), en entrevista.

El papa Francisco visitará diversos puntos en Chiapas (sureste) el 15 de febrero. En esta entidad hay 1.14 millones de personas que hablan una lengua indígena, es decir, el 27% de la población total del estado, de acuerdo con datos del Inegi.

También es el estado con el mayor porcentaje de pobres, 76.2% de su población, de acuerdo con el más reciente informe de Pobreza en México de la Comisión Nacional de la Política de Desarrollo Social (Coneval). En cuanto a pobreza extrema también se coloca con el mayor porcentaje, 32.2%.

Según ese informe, Chiapas registra 3.96 millones de personas en situación de pobreza y 1.65 millones en pobreza extrema.

Chiapas será la tercera entidad de cinco que visitará el líder de la Iglesia católica en México.

En ese estado, el pontífice celebrará una misa y tendrá un almuerzo con representantes de comunidades indígenas en la capital Tuxtla Gutiérrez; también presentará en esa entidad un decreto para permitir el uso de lenguas nativas en las misas.

Mientras llega el día para ese encuentro, unos 50 representantes de grupos indígenas de México y otros países se reúnen este 9 y 10 de febrero en el Encuentro Comisión Continental Abya Yala en San Cristóbal de Las Casas, para elaborar el documento que entregarán al pontífice, en el que destacan una petición para el desmantelamiento “de la doctrina del descubrimiento”.

De acuerdo con la investigadora Araceli Burguete Cal y Mayor y el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM), esta doctrina responsabiliza a la Iglesia católica de desconocer los derechos de los pueblos indígenas desde la conquista de América, imponer ideas como “conquistar”, “vencer” y “someter” que han derivado en la discriminación actual de estos grupos, así como la invasión a sus territorios, el saqueo de sus recursos naturales y la falta de respeto a sus creencias, cultura y lenguas.

En poco más de 500 años del descubrimiento de América, la situación no ha cambiado, de acuerdo con Tupac Enrique, activista por los derechos indígenas en Estados Unidos.

«La Iglesia se impone en comunidades indígenas de México, América Latina y Estados Unidos; en lugar de respetar sus creencias en los dioses y en la madre naturaleza, los gobiernos invaden sus territorios”.