Ironías de la vida: vicepresidente de Samsung es arrestado y en su celda tiene TV de LG

35

Mientras es interrogado por haber supuestamente sobornado a la presidenta de Corea del Sur, Jay Y. Lee de Grupo Samsung está encerrado en una prisión conocida por albergar a multimillonarios condenados, un asesino en serie y una horca, aunque eso no significa precisamente que haya dejado sus funciones como jefe.

El empresario multimillonario usa un uniforme de prisión azul estándar; sólo se le permite salir una hora al día para ejercitarse y no tiene acceso a internet, según una persona familiarizada con su detención.

Su celda sí tiene un aparato de TV, aunque fue fabricada por su rival LG Electronics Inc. y solo muestra programas aprobados por la prisión, agregó la fuente, que pidió mantener su identidad en reserva porque los detalles no han sido difundidos de manera oficial.

El vicepresidente de Samsung Electronics está acusado de soborno, perjurio y otros cargos asociados con Park Geun-hye y la confidente de ésta. El supuesto motivo es el apoyo del gobierno para una fusión corporativa que a él le facilitó controlar al gigante de electrónicos de consumo.

Lee, de 48 años, está detenido para ser interrogado por una investigación de corrupción que motivó la destitución de la mandataria sudcoreana.