ISIS y Al-Qaeda amenazan con atacar EU y Rusia

16

Las organizaciones yihadistas al Qaeda e ISIS amenazaron este martes con atacar a Rusia y Estados Unidos, ante la oleada de bombardeos que sufren sus posiciones en Siria.

El jefe del Frente al Nosra, el brazo sirio de al Qaeda, llamó a multiplicar los ataques contra Rusia, casi quince días después del inicio de la intervención de Moscú para apoyar al régimen del presidente Bashar al Asad. Mientras que el portavoz de ISIS, Abu Mohamed al Adnani, lanzó una llamada a la yihad “contra los rusos y los estadounidenses”; estos últimos son “débiles e impotentes” y necesitan de la ayuda de Australia, Rusia, Turquía e Irán para luchar, agregaron los extremistas.

Este martes, la embajada rusa en Damasco fue blanco de dos obuses, ataque sin víctimas que el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, calificó como “terrorista” y advirtió que dará con los responsables.

Ante la avanzada de Moscú, el jefe de al Nosra Abu Mohamad al Jolani afirmó en una grabación sonora que esta intervención en Siria terminará con una derrota.

“La guerra en Siria hará que los rusos se olviden de los horrores vividos en Afganistán (…) Quedarán hechos añicos”, aseguró.

“Llamo a los muyahidines (combatientes islamistas) del Cáucaso a apoyar todo lo que puedan al pueblo de Siria. Si el Ejército ruso mata a nuestra población, maten a la suya, si mata a nuestros soldados, maten a los suyos. Ojo por ojo”, añade Abu Mohamad al Jolani.

El jefe de al Nosra llamó también a los rebeldes a atacar las localidades alauitas, secta chiita a la que pertenece el presidente al Asad.

Asimismo, ofreció más de tres millones de dólares para quien mate al mandatario sirio y dos por la cabeza del jefe del Hezbolá, Hasan Nasralá.

Rusia ha concentrado sus bombardeos en el centro y el norte de Siria, donde se encuentra el Frente al Nosra, sobre todo en las provincias de Idleb y Hama, en las que combatía contra otros grupos islamistas.

En el terreno, las fuerzas del régimen de al Asad sufrieron un revés en su intento de avanzar en el centro de Siria y rodear Khan Cheikhun, un bastión de al Nosra. Se vieron obligadas a retroceder tras intensos combates contra los rebeldes en los que, desde el lunes, murieron 25 personas en las filas progobierno.

Mientras, la aviación rusa anunció este martes que bombardeó 86 “blancos terroristas” en Siria en las últimas 24 horas, lo que equivale a un récord desde el inicio de su intervención militar el 30 de septiembre.