Italia regresa al confinamiento tras aumento de casos de coronavirus

Las autoridades explicaron que 'guardarán' del 16 de marzo al 6 de abril; los casos están en ascenso mucho por la cepa británica

Italia anunció este viernes un nuevo confinamiento para frenar el repunte de covid-19, en plena polémica en Europa sobre la administración de la vacuna de AstraZeneca y sus posibles efectos secundarios, un inyectable que la OMS instó a continuar utilizando.

El gobierno de Mario Draghi decidió al término del Consejo de Ministros que del 15 de marzo al 6 de abril las regiones de Italia «donde el número semanal de contagios supere los 250 por 100 mil habitantes, pasarán a ser consideradas rojas».

Italia, que esta semana superó la barrera de las 100 mil muertes por el virus, vive un fuerte aumento de contagios y decesos, mientras los hospitales amenazan con verse desbordados, en gran parte debido a la variante británica, según los médicos.

Aunque el país puso en marcha su plan de vacunación a finales de diciembre, las entregas se han ralentizado considerablemente y solo 1,8 millones de personas (de una población de 60 millones) habían recibido dos dosis de vacuna hasta el viernes.

La situación en Italia y otros países europeos contrasta con la de Estados Unidos, donde los espectaculares avances en la vacunación dieron al presidente Joe Biden motivos para ser optimista y pensar que sus conciudadanos tendrán «buenas opciones» de celebrar su habitual fiesta del 4 de julio.

Biden ordenó a los estados que levanten progresivamente las restricciones por edad para que todos los estadounidenses adultos sean elegibles para recibir la vacuna antes del 1 de mayo, en lugar de finales de mayo como estaba previsto en un primer momento.