Juventus a un paso del triplete

43

Juventus dio un paso más rumbo al triplete al adjudicarse la Copa de Italia, la décima en su historia, luego de vencer 2-1 a Lazio en el alargue, triunfo que consolidó a los “bianconeri” como los máximos ganadores de este torneo.

Sin su goleador, el español Álvaro Morata quien cumplía una sanción, la “Vecchia Signora” se repuso de un mazazo muy temprano y, con la experiencia de un 11 poco usual, logró revertir el marcador para llegar a una decena de trofeos, rompiendo la sequía de esta institución, que esperó por 20 años para volver a festejar.

Por lo tanto, el club de Turín consiguió su primera gloria en Copa desde que este evento se define a partido único, formato instaurado en la campaña de 2007-2008, además de que rompió el empate con nueve galardones que tenía con Roma.

El rumano Stefan Radu adelantó a las “águilas” apenas a los cuatro minutos de tiempo corrido; no obstante, Giorgio Chiellini, referente tanto en su equipo como en la selección italiana, emparejó los cartones siete minutos más tarde.

El resto del compromiso versó en oportunidades francas para ambas escuadras, pero la definición hasta tiempo extra fue inevitable y de inmediato el cuadro de Massimiliano Allegri inclinó la balanza a su favor.

El responsable fue el veterano Alessandro Matri, quien ha pasado por un sinfín de equipos en Italia y que vive una segunda etapa con la casaca “bianconera”.

Al minuto 97, Matri aprovechó una confusión en el área chica, generada por el remate bloqueado de su compañero argentino Carlos Tévez, para fusilar al arquero, quien no pudo contener el potente disparo pese a que adivinó su trayectoria.

“Ale” había ingresado al campo del Olímpico de Roma al minuto 84 en lugar del español Fernando Llorente y aunque apenas fue su segundo gol en la campaña, se trató de uno invaluable.

Luego de coronarse monarca en Serie A con algunas jornadas de anticipación, la “Juve” tiene más latente que nunca el sueño de obtener el ansiado triplete, pues el 6 de junio tendrá la posibilidad de repetir celebración en Champions League, cuando se mida al Barcelona en la gran final.