La moneda de Venezuela vale menos que un centavo de dólar

23

La economía de Venezuela está haciendo implosión. Su moneda, el bolívar, literalmente, vale menos que un centavo de dólar.

Hace apenas un mes, 1 dólar valía 279 bolívares. Eso ya era bastante sombrío para Venezuela. Ahora 1 dólar equivale a 408 bolívares, de acuerdo con el tipo de cambio no oficial, que la mayoría de los venezolanos enfrentan cuando tratan de cambiar divisas.

Dicho de otra manera, un bolívar equivale a 0.002 dólares, menos de un centavo. La moneda del país ha perdido casi la mitad de su valor desde principios de mayo, según dolartoday.com, un sitio web que realiza un seguimiento del tipo de cambio no oficial.

Es otra señal de que Venezuela posiblemente es la peor economía del mundo. Venezuela depende principalmente de las exportaciones petroleras para sustentar su economía, que ya estaba bajo presión antes de que los precios del petróleo se desplomaran en otoño e invierno.

Las consecuencias: El presidente socialista, Nicolás Maduro, ha promocionado la Revolución Bolivariana, iniciada por su fallecido predecesor Hugo Chávez, como un movimiento exitoso. El objetivo es distribuir por igual la riqueza entre todos los habitantes del país. Maduro ha continuado los programas masivos de gasto público para atraer a los pobres del país.

Pero la implosión del bolívar solo ha creado más desigualdad. Hay una creciente división entre los venezolanos que pueden pagar para intercambiar bolívares por dólares y los que no pueden. La brecha es más evidente en el supermercado local.

El Gobierno importa muchos bienes de consumo —como el papel higiénico, la carne y el champú— pero ya no puede pagar por estos bienes. Los venezolanos esperan durante horas fuera de tiendas de comestibles, con la esperanza de poder conseguir artículos básicos como leche y harina.

El Gobierno de Maduro ahora hace trueques en sus acuerdos comerciales. Uruguay paga a Venezuela en carne por parte del petróleo venezolano que compra. En febrero, el primer ministro de Trinidad y Tobago ofreció intercambiar papel higiénico por petróleo venezolano. Funcionarios venezolanos se negaron a comentar sobre la oferta, según Bloomberg.