¿La “Pelea del Siglo” salvó al box?

46

Fue una gran pelea. Posiblemente uno de los encuentros más grandes que nos tocó en la vida, una oportunidad única de ver a los mejores boxeadores del mundo cara a cara. Es el Ali-Frazier de los tiempos modernos, con una cobertura mediática impresionante.

Es raro que el boxeo tenga la oportunidad de unificar los cinturones. Este sábado Mayweather logró su victoria 48, sin ninguna derrota, además de una gran tajada de los 300 millones de dólares que se reportaron por la pelea.

No es una sorpresa que el boxeador Evander Holyfield dijera a CNN antes de la pelea que estaba emocionado por el enfrentamiento, al igual que otras celebridades deportivas.

Y mientras que la pelea en sí no fue tan emocionante como prometía, o el knocaut que esperaban los fanáticos del filipino nunca llegó, fue un evento que llegará a los anuarios como uno de los encuentros de box más significativos de nuestra era.

Las entradas para el evento se vendieron en un minuto, la pelea en sí generó alrededor de 400 millones de dólares en ingresos.

Pero ahora que las luces en el MGM Grand de Las Vegas se han apagado, ¿también lo debe hacer este deporte? ¿O el encuentro entre Mayweather y Pacquiao debe ser visto en la historia como una marca a superar en el box?

“La pelea debió haber ocurrido hace cinco años, cuando estos dos boxeadores estaban en la cima, cuando pudo haberse desarrollado una rivalidad histórica, eso pudo haber generado una franquicia en el deporte”, dijo Bob Dorfman, que es director ejecutivo de la agencia de publicidad Bake Street y autor del libro Sports Marketer’s Scouting Report.

En el fracturado y ficticio mundo del box, no existe una lógica para que los campeones se junten, esta pelea ocurrió gracias a un partido de basquetbol y a la voluntad de ambos deportistas