«La reconstrucción se hará en 2018, no se heredará la tragedia», aseguran

18

El presupuesto de Egresos para 2018 se ocupará de atender la reconstrucción de las zonas afectadas en el país después de los sismos de septiembre y no dejará ese gasto para generaciones venideras, planteó el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo tener confianza en que el paquete económico del año entrante se apruebe por consenso y en tiempo y forma.

Consideró que en San Lázaro hay condiciones para que las fracciones parlamentarias, al menos en su mayoría, saquen adelante el paquete económico del año entrante, con especial énfasis en los recursos para que la reconstrucción en puntos dañados por los recientes sismos, no quede como “herencia” de futuras generaciones.

Destacó que una vez aprobada la Ley de Ingresos, que se estima contará con 43 mil millones de pesos más en 2018, con respecto a lo programado por el Ejecutivo Federal, los legisladores se disponen a definir el Presupuesto de Egresos, para lo cual deberán mostrarse dispuestos a dialogar de manera abierta, escuchar todos los puntos de vista y lograr que impere la “racionalidad”.

“Vamos a escuchar a todos, habrá un diálogo fructífero, y al igual que con la Ley de Ingresos, demostraremos que los diputados sabemos ponernos de acuerdo y llegar a consensos. Hay que recordar que el año pasado el presupuesto se aprobó diez días antes de la fecha establecida, por lo que hay confianza en que este año saldrá en tiempo”, refrendó.

El también presidente del Congreso de la Unión señaló que ante las presiones del gasto público, en especial por la reconstrucción, era necesario desaparecer instrumentos como el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal (Fortalece), creado para que los diputados, en coordinación con autoridades municipales, gestionaran y definieran el uso de una bolsa de aproximadamente 10 mil millones de pesos.

Sin embargo, aclaró, eso no significa que los legisladores dejen de “gestionar” fondos federales para atender obras pendientes y asuntos prioritarios en sus respectivos distritos.

“Se plantea que no se le asigne ningún recurso al Fortalece, lo que no sólo es un acto de responsabilidad ante los retos presupuestales que enfrenta el país, sino que también obedece a un ejercicio de transparencia y a mejorar la rendición de cuentas a la ciudadanía”, aseveró.

El legislador expresó su confianza en que la discusión sobre los Egresos se lleve a cabo de manera consensuada, sin que algún “despropósito nos aleje de los fines para los que hemos sido designados”.

Pidió que a pesar de la temporada electoral que vive el país, los congresistas no cedan ante “la tentación” de buscar rentabilidad electoral.

“El interés y la necesidad de todos los mexicanos es lo que debe privar sobre cualquier otro asunto”, enfatizó.