La verdad de los ojos de David Bowie

0 87

Hace ya casi cuatro años, falleció uno de los mayores exponentes de la música a nivel mundial. David Robert Jones, mejor conocido como David Bowie, murió un 10 de enero del 2016 por cáncer hepático, enfermedad que mantuvo en secreto hasta ese día, conmocionando a toda la comunidad de la música en el mundo.

Aún después de su muerte, hay una pregunta que quedó en el anaquel de dudas sin resolver para muchos. ¿Por qué tenía los ojos de diferente color?

Y es que la idea de lo que puede ser una respuesta, en realidad no lo es, pues el origen es más que una heterocromía, cosa que a primera impresión sería la respuesta más lógica.

Remontémonos al año de 1962, cuando Bowie apenas llegaba a las quince primaveras.

Al joven David le interesaba una chica llamada Carol, hasta aquí todo bien. El problema era que, al igual que él, Carol era pretendida por uno de sus grandes amigos, George Underwood. No está de más decir que por obvias razones, esto deterioró su relación amistosa, a tal grado que llegaron a “resolver” (por decirlo de una forma) el dilema de quién se quedaría con el corazón de Carol a golpes. En medio de todo el alboroto, George le propinó un severo golpe en el ojo izquierdo a David. Más temprano que tarde se dirigió al hospital por la molestia que este le ocasionó. Fue allí donde se informaron que debido al golpe quedaría con la pupila permanentemente dilatada. Un trastorno mejor conocido como anisocoria, que de hecho es muy común, pues una de cada cinco personas padece de ella, aunque en su mayoría es casi imperceptible la diferencia de tamaños.

Hoy en día se sabe que los dos amigos hicieron las paces y aquel problema vio llegar su fin. De hecho, Bowie y Underwood continuaron con una gran amistad, llegando incluso a colaborar en álbumes como Hunky Dory (1971) y The rise and fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972), pues fue George el autor de las portadas.

Se observa claramente la diferencia de tamaños y no de color del iris

Después de eso, el único vestigio que quedó de aquella anécdota, fue el ojo izquierdo de el cantante, pero de hecho, eso no le molestaba, tal era así que en una entrevista, George Underwood confesó que incluso le había hecho un favor a su amigo.

Así que ya lo sabes, David Bowie no padecía heterocromía, una mutación genética que hace que el iris de las personas sea de colores diferentes, algo muy común en algunos animales como los perros.

------------------
loading...