Las clavadistas mexicanas Mendoza y Hernández se quedaron cerca de podio en trampolín sincronizado

194

Luego de llegar a Tokyo 2020 con muchos cuestionamientos, Carolina Mendoza y Dolores Hernández este domingo estuvieron cerca de hacer quedar bien a los dirigentes de su federación.

Mendoza y Hernández se repusieron a un mal inicio y totalizaron 275.10 puntos, para quedar en el cuarto puesto de la prueba que fue ganada por las chinas Shi Tingmao y Wang Han, con 326.40.

“Estamos muy contentas, nos quedamos cerca de las medallas y ganamos lugares a las Serie Mundiales”, dijo Hernández, aludiendo a las competencias de la federación internacional de natación. “Llevamos entrenando mucho tiempo juntas y a pesar de eso esto lo vemos apenas como el comienzo”.

Hernández puso de inmediato el objetivo en los próximos Juegos Olímpicos, dentro de tres años: “En París pelearemos por las medallas”, prometió.

Mendoza y Hernández, ambas de 24 años, ganaron un control técnico realizado por la federación mexicana a principios de junio y relegaron a la pareja formada por Paola Espinosa y Melany Hernández, quienes habían conseguido la plaza olímpica para el país al ganar un bronce en el Mundial de Gwanju 2019.

Los clavados son la disciplina olímpica que más medallas aportó a México en su historia. En un hito para el país, lograron reunir equipo completo para participar en todas las pruebas de Tokyo 2020.

China, por su parte, dio el primer paso en lo que muchos presagió como una barrida dorada de todas las ocho pruebas del programa de clavados.

Shi y Wang Han superaron por 25.62 puntos a la canadienses Jennifer Abel y Melissa Citrini-Beaulieu. Las alemanas Lena Hentschel y Tina Punzel obtuvieron 284.97 puntos para el bronce.