Las fuerzas armadas no son genocidas: Graco Ramírez

17

El gobernador Graco Ramírez, consideró que no es justo que se responsabilice a las fuerzas armadas por el caso de los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero.

En la ceremonia oficial para recordar la gesta heroica de los Niños Héroes, el gobernador habló de la lealtad y el pilar sólido que constituyen las fuerzas armas, por eso dijo: “No nos parece justo que algunas fuerzas interesadas que están actuando, como ocurre recientemente en el estado de Guerrero, donde policías al servicio de la delincuencia realizan un genocidio contra estudiantes de la norma rural de Ayotzinapa y ahora quieren pretender que los responsables de este acto genocida son los miembros de las fuerzas armadas. Ello es un acto injusto”, dijo Graco Ramírez.

Frente al comandante de la 24 Zona Militar, Fausto Bautista Ramos, y los representantes del Poder Judicial y Legislativo de Morelos, el gobernador pidió castigo para los policías y los delincuentes señalados como presuntos responsables de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en septiembre del año pasado. “Que se castigue a los policías, que se castigue a los delincuentes pero que no se confunda: las fuerzas armadas no realizan actos de genocidio y cuando ha ocurrido algo es porque se les ha llevado a un terreno que no corresponde a la seguridad pública y por eso las fuerzas armadas actúan en su propio protocolo de seguridad nacional”, dijo.

Más adelante recomendó no seguir exponiendo y desgastando a las fuerzas armadas y sugirió a diputados, gobernadores y al Ejecutivo federal construir las tareas que les corresponden y preservar a las fuerzas armadas porque son fundamentales en este país. Para el gobernador, la gesta heroica de 1847 sigue vigente y por eso es necesario reconocer a las mujeres y hombres del Ejército Mexicano, de la Fuerza Aérea, de la Marina Armada de México, “porque en ellos descansa el pilar fundamental de la defensa de la patria y la soberanía nacional”, dijo el gobernador.

Antes se dio tiempo para afirmar que “ninguna razón ideológica, ningún caudillo, ningún salvador de la patria va a provocar o debe provocar” la división de los mexicanos porque en ese escenario seriamos presa de los intereses que han querido por siempre dañar a nuestro país.