Las obras en Tajamar se apegaron a la ley: Semarnat

22

Las obras en el Malecón Tajamar, en Cancún, Quintana Roo, que incluían la remoción de 49.10 hectáreas de manglar para dotar al espacio de servicios de urbanización, han sido realizadas conforme a la norma, aseguró este miércoles la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), mientras que en la víspera un juez suspendió provisionalmente el relleno del manglar.

Organizaciones ambientalistas han denunciado desde el sábado 15 de enero la tala en la zona, donde se realizará un proyecto de desarrollo inmobiliario, sin la debida protección a la fauna del manglar.

La Semarmat explicó en un comunicado que a través de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental, otorgó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) la autorización en materia de Impacto Ambiental para obras y actividades del Proyecto Malecón Cancún Tajamar en julio de 2005.

La Dirección de Gestión Forestal y de Suelos de Semarnat autorizó el proyecto en materia de cambio de uso de suelo en terrenos forestales en febrero de 2006. La dependencia destacó que ambas autorizaciones tiene vigencia hasta 2016.

«Fonatur ha cumplido con la presentación de los informes establecidos en los términos y condicionantes de las autorizaciones. Para el caso de cambio de uso de suelo forestal ha presentado 7 informes (…) que en su momento fueron validados por Semarnat», indica el boletín.

El grupo activista ‘Salvemos Manglar Tajamar’ denunció desde el pasado 15 de enero que las autoridades buscaban realizar la tala y el posterior relleno de más de 50 hectáreas del manglar sin hacer la reubicación apropiada de las especies que en él habitan, como cocodrilos, iguanas, aves y serpientes.

Sin embargo, la Semarnat afirmó que los desmontes hechos en los últimos días por Fonatur, al amparo de las autorizaciones vigentes, alcanzaron una superficie de sólo 22 hectáreas y cumplieron con el programa de rescate de fauna respectivo.

«Es importante destacar que no se registró durante la ejecución evidencia o existencia de ejemplares de fauna silvestre durante los desmontes llevados a cabo, al amparo de las autorizaciones emitidas por la Semarnat y que la presencia de ejemplares de diversas especies, hoy en día, corresponde a la actividad cotidiana del ecosistema de la zona», según el comunicado de la dependencia federal.

El miércoles, el Juzgado Segundo de Distrito de Quintana Roo concedió la suspensión provisional de cualquier acto que implique la ejecución de remoción de cualquier tipo de vegetación, así como el relleno de material pétreo en la zona hasta que no se resguarde a los animales que en ella habitan.

La organización Greenpeace ha calificado la obra como un «ecocidio» y denunció supuestas irregularidades por parte de Fonatur para obtener los permisos.

«Este manglar de miles de años fue devastado con la ayuda de policías municipales, estatales y de toneladas de maquinaria pese a las irregularidades en las que incurrió el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), quienes falsearon información al punto de negar incluso la existencia del mismo manglar», indica un comunicado de Greenpeace México difundido el lunes.

El Proyecto Malecón Tajamar, promovido por Fonatur, tiene una superficie de 78 hectáreas, en las cuales se desarrolla vivienda, oficinas y áreas comerciales, así como una iglesia católica. Cuenta con una rambla turística de 617 metros de longitud y un camellón de 40 metros de ancho para espacios recreativos y culturales.

«El desarrollo fraccionado en 44 lotes (44.6 hectáreas) cuenta ya con avances en su desarrollo, propósito de la comercialización que llevó a cabo Fonatur (avenidas con camellón, glorietas y calles con adoquín), en una superficie de 16.9 hectáreas», resaltó la Semarnat.