Los creadores del área nueva de ‘Star Wars’ revelan detalles de su trabajo en la impresionante atracción

37

No va a ser cualquier cosa: ya se sabe que, desde que se inaugure este viernes, “Star Wars: Galaxy’s Edge” va a ser una sensación de público cuyos alcances resulta complicado adelantar debido al nivel de popularidad de la saga en la que basa y a la demanda que porlo tanto se ha generado.

Es por eso que la prensa reunida esta tarde en el Teatro Lincoln, al interior de Disneyland, para el día de prensa del evento, escuchó con interés lo que dijeron en el mismo lugar y mediante un panel los generadores y productores de la atracción, entre ellos el creador ejecutivo Scott Trowbridge, la vice presidenta de animación de Lucasfilm Carrie Deck y el director creativo ejecutivo Asa Kalama.

Guiados por Trowbridge -quien empezó señalando que, con todo el respeto que el asunto le tiene a la saga fílmica, esto se desarrolla en escenarios completamente originales-, los participantes hablaron del modo en que se concibieron las zonas disponibles, aunque quedó en claro que uno de sus puntos más llamativos, al menos en el papel (una aventura virtual que convierte al usuario en miembro de la Resistencia), no se encuentra terminado y no tiene todavía fecha definida de apertura.

Kalama fue siempre consciente de la reputación de esta nave y reconoció que solo verla será motivo de satisfacción para los fans. “Pero los asistentes podrán subirse en ella y manejarla, algo que muchos han esperado durante 40 años”, agregó, en alusión al carácter de una persecución en la que pueden participar hasta seis personas en distintos puestos.

“Hay mucho amor por los detalles, por lo que se cuenta y por los diseños; en la zona del mercado, los vendedores tienen sus propias biografías”, comentó por su lado Beck. “Eso quiere decir que tanto los fans más acérrimos como los visitantes casuales encontrarán algo que les gustará. Lo que buscamos es que puedan interactuar por primera vez con este universo que ha pasado por la pantalla y por los libros y cómics”.

Por su lado, Doug Chian habló de la compleja construcción de una amplia zona en la que se verá un generoso tributo visual a la  arquitectura de los pueblos que aparecen en la serie, incluyendo detalles de cables aéreos enredados que remiten de inmediato a locaciones auténticas.

 

“Visitamos Istambul y Marruecos y revisamos varias pinturas urbanas del Medio Oriente del siglo XIX”, precisó. “George Lucas, con quien trabajé por muchos años, decía que ‘Star Wars’ era en realidad un drama histórico, por lo que lo que hemos hecho aquí ha sido tratado también como una película de época”.

Un recorrido por ‘Star Wars: Galaxy’s Edge’

Michele Gendreau se encargó de hablar de la reproducción de la célebre cantina de Mos Esley, donde “tienes que mantener la cabeza baja si no quieres meterte en problemas”, y en la que se venderán no solo cocteles coloridos para todas las edades, sino también bebidas alcohólicas entre las que se contarán cerveza, sidra y vinos exclusivos.

Y en la que, por supuesto, la leche celeste del episodio original, que en palabras de Gendreau fue recreada con leche de coco y jugo tropical, y que es particularmente refrescante.

Durante las mesas redondas que se llevaron a cabo luego, los ya citados, sumados a otros profesionales, hablaron más extensamente de sus labores y de sus colaboradores, lo que nos permitió por ejemplo saber que John Williams (el eterno compositor de la saga) compuso la música que se escucha en “Galaxy’s Edge”.

“Había decenas de temas suyos que podíamos explorar y que usamos ocasionalmente, como la infaltable pieza de la cantina, pero necesitábamos que la música que se escuchara tuviera su propia identidad”, dijo Matt Walker, ejecutivo musical de Disney.

“John hizo una especie de sinfonía con diferentes temas, y Tom [Myers] y yo trabajamos con su conductor habitual para distribuir todo como si se tratara de una experiencia cinematográfica”, detalló.