«Los mexicanos son la fuerza productiva de primera para economía de Estados Unidos»: Presidente AMLO

22

Dado que observa una baja en el “ambiente hostil” y destaca un “trato respetuoso del gobierno de Estados Unidos” a su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador descarta viajar a la Unión Americana, a menos de que su presencia se requiera para firmar algún acuerdo de desarrollo o de paz.

«No hace falta que yo vaya a visitar a nuestros paisanos”, enfatizó López Obrador, tras afirmar que su gobierno está actuando “con mucho respeto a la soberanía de Estados Unidos; lo vamos a seguir haciendo de esa manera, pero que se respete nuestra soberanía.

Tenemos que actuar con mucha prudencia y cuidar mucho nuestra relación con Estados Unidos”, insistió.

Reiteró que si se trata de firmar un convenio como el de la Cooperación para el Desarrollo “desde luego vamos; todo lo que signifique conseguir la paz estamos dispuestos a participar”.

Al ser cuestionado sobre el amparo que un juez admitió para que el nuevo gobierno decida si permite o no que el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, conserve la medalla Orden del Águila Azteca que le dio la pasada administración, el presidente López Obrador dijo:  “no queremos testerear con ningún gobierno, sólo en caso de agresiones a mexicanos actuaríamos de otra manera, pero si se trata de cuestiones que tienen que ver más con la forma que con el fondo, no nos metemos”.

“Hay quienes dicen que la forma es fondo, pero no tenemos por qué pelearnos o abrir frentes por todo. Acabo de decir que la relación con Estados Unidos es una buena relación, nos han respetado y tengo pruebas de lo que estoy diciendo. No me quedaría callado si no hubiese una relación de respeto”, enfatizó López Obrador.

Estados Unidos “ha actuado con respeto a  la postura que asumió en relación con el conflicto de Venezuela, apegada a lo que señala la Constitución mexicana, a pesar de que podría ser contraria a lo que ellos sostienen”.

El ambiente hostil que pudo verificar en viajes pasados antes de asumir la primera magistratura, “ha aminorado, a pesar de que sigue siendo un tema de política, de uso electoral, algo indebido que la partidos se valgan de la situación de los mexicanos. Ese no debería de ser tema, pero afortunadamente ha sido menos agresivo el lenguaje, el discurso y sobre todo tengo resultados de deportaciones, por ejemplo, y eso es lo que me sirve para guiarme sobre cuando proceder, para actuar con mucha prudencia y con firmeza cuando se necesite”.

“Tenemos que actuar con prudencia, cuidar mucho nuestra relación con Estados Unidos, y creo yo que las autoridades  de Estados Unidos saben lo que significan los mexicanos en todo sentido, es una fuerza productiva de primera para la economía” de ese país.

Por ello ante un riesgo mayúsculo en contra de nuestros paisanos, si hubiese necesidad, “llamaríamos a toda la comunidad mexicana a la solidaridad con nuestros paisanos migrantes y tendríamos un buen efecto positivo, nada más que nosotros estamos actuando con mucho respeto a la soberanía de Estados Unidos”, porque también se quiere respeto para la soberanía mexicana.

El primer mandatario mexicano en que sostiene “una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos y esperamos tratar el tema migratorio con un enfoque distinto a lo que se había convenido y aplicado en los últimos tiempos; queremos que la migración se pueda aminorar con  desarrollo, que haya cooperación para el desarrollo y que la migración sea optativa,  opcional, no forzada, no obligatoria”.

Para eso, dijo, “queremos tener un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para que haya inversión. Hay un compromiso de inversión de alrededor de 10 mil millones de dólares, que incluye a países de Centroamérica y nuestro país. Eso nos importa a mucho, y pensamos que eso es atender el fenómeno en lo estructural, atendiendo las causas que han llevado a muchos mexicanos a abandonar a nuestro país”.

López Obrador resaltó que los mejores mejores obreros del mundo “son nuestros paisanos. También es un pueblo cada vez más consciente, que está en proceso de organización en Estados Unidos, de manera espontánea, sin que nadie se lo proponga.

Y son 24 millones, porque estamos hablando de los que nacieron en Mexico, pero hay otros 12 millones que son hijos de padres mexicanos. Es una comunidad muy fuerte, muy consciente y esa comunidad en efecto ve con mucha simpatía nuestro movimiento”.

“Hay condiciones muy favorables para que se garanticen derechos humanos, se proteja a migrantes y se les dé reconocimiento a nuestros paisanos”, finalizó el primer mandatario.