Los vidrios rotos y la rabia que lo rompe

75

En menos de una semana, en la Ciudad de México, varios colectivos de mujeres salieron a las calles, indignadas en protesta por las violaciones registradas en la capital mexicana, en específico la presunta agresión de cuatro policías contra una menor de edad en Azcapotzalco

Desde su primer salida, el pasado 11 de agosto, a dichas manifestaciones acudieron grupos de mujeres que con diamantina, rompiendo vidrios y dañando instalaciones de  la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad De México, llamaron la atención ya que  muchos medios de comunicación se encargaron de difundir las imágenes

La respuesta de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, y de otras dependencias de gobierno, en lugar de apaciguar los ánimos, los encendieron más, ya que anunciaron que se iniciarían investigaciones para quienes dañaron los inmuebles públicos y remataron diciendo: “no son protestas, son provocaciones” y al mismo tiempo, de manera paralela se anunciaba que los policías señalados habían sido suspendidos, acción que ayudó aún más logró que los ánimos de grupos feministas se encendieran

El debate público se centró, en las manifestaciones violentas y el actuar de algunas feministas, el fondo, parecía que lo fuimos olvidando. El 18 de agosto el EZLN emitió un mensaje: “Ustedes se preocupa por los vidrios rotos, nosotros por la rabia que los rompe”

En redes sociales se abrió el debate: muchos condenando las formas y actuar de algunos grupos feministas y otros más dando datos de la gravedad que nuestro país atraviesa sobre el incremento de casos de ataques a mujeres y el número de feminicidios

El sábado volvieron a salir, fueron muchísimo más mujeres que el pasado lunes, aglutinaron a más grupos sociales, a más mujeres de a pie, aglutinaron muchos casos de dolor y que en ese espacio fueron encontrando eco, para pedir las volteen a ver, que no seamos indolentes

La indignación es mucha, la autoridad pareciera incapaz de brindar solución, apoyo, empatía

Cualquier acto de violencia genera violencia, desde luego que sí, y por ello condenamos la agresión sufrida por un reportero de canal 40, que fue realizada por un desadaptado social, se habla también de combis y vehículos dañados que eran utilizados por compañeras de lucha,  para nada y para nadie nos debe gustar ni aplaudir ningún acto de violencia, sin embargo la indignación y la frustración, esta hasta el tope, ¿cómo reflejar y hacer manifiesta dicha indignación ante una sociedad ensimismada e indolente?

Y sí, pareciera que solo cuando nos toca a nosotros, a un familiar, a un cercano actuaremos, exigiremos y levantaremos la voz. Nuestro país y nuestro estado atraviesan una situación, grave y preocupante sobre los casos de violencia, extorsiones, asaltos, cobro de piso, feminicidio.  Morelos al menos ocupa el tercer lugar en incidencia de feminicidios, hace ya dos viernes sucedió algo impensable, la violación y asesinato de una niña de 6 años en manos de un hombre del que es evidente tiene una mente monstruosa y en nuestro estado la reacción social tan solo fue una  declaración de un grupo de feministas e indignación en redes sociales, ah además de la absurda condena a la mamá de la pequeña que no estaba cuidando a su niña, neta que mal estamos.   Por fortuna la Fiscalía actuó y el enfermo sujeto ya está siendo procesado, pero nosotros como sociedad, simplemente como espectadores, sin actuar, aplaudiendo o condenado, pero no aportando, inmóviles.

En México cada 4 minutos Ocurre una violación sexual, el 40% de la población total de mujeres á sufrido algún tipo de abuso, 70 % de las violaciones ocurre en un contexto familiar o social, 38% de las mujeres maltratadas no denuncia porque consideran que es algo normal o sin importancia

En redes se alcanza leer y replicar: “exigir justicia no es provocación”, “Los vidrios, edificios y estatuas son vandalizados; en cambio los cuerpos de las mujeres son “presuntamente” violentados”

Van mas de 1800 feminicidios en lo que va del 2019, eso equivale a la matanza de 163 equipos de futbol, lo planteo así porque quizá algunos solo así entenderán

El movimiento feminista no debe bajar los brazos y debe continuar, ante la indolencia de las instituciones, ¿en Morelos observaremos como las mujeres marcan la pauta en la lucha en contra de la violencia? Yo considero que debemos ser solidarios y actuar para detener el propio infierno de nuestro estado.

------------------
loading...