Málaga, la ciudad inteligente que es modelo a seguir

34

El ahorro de recursos naturales y públicos, el aumento de la participación ciudadana y la transparencia de los gobiernos son algunos resultados que la ciudad de Málaga, en España, ha logrado durante 20 años en la ruta por convertirse en una ciudad inteligente, de acuerdo con su alcalde, Francisco de la Torre Prados.

En el marco de la Smart City Expo, en Puebla, el funcionario español compartió con los más de 8,000 asistentes que el apostar desde 1996 a que Málaga fuera una urbe inteligente, le ha permitido un crecimiento de 137% tan sólo en el sector turístico, según un reporte de Notimex.

«Como ciudad inteligente, la municipalidad de Málaga ha logrado generar medidas de ahorro desde hace unos años en casos de la iluminación pública con la instalación de estabilizadores reductores de flujo, luminarias provistas de generación fotovoltaica y microeólica», indicó De la Torre Prados.

El alcalde explicó que otra medida es el monitoreo de edificios públicos, sensorizados en los estacionamientos subterráneos y en la superficie para la optimización de las plazas; además del riego inteligente en algunos parques, de tal manera que son hidratados sólo cuando sea necesario, para así generar un ahorro de 30 por ciento.

Agregó que el trabajo es hacer que Málaga tenga nombre e inversión para que no haya emigración; una visión para incrementar la cultura, atraer gente de talento, ofrecer una ciudad de museos, una alternativa para los 600,000 habitantes y para que sus visitantes encuentren una vida musical, teatral y tecnológica.

Francisco de la Torre indicó que con la fusión de las medidas aplicadas junto con las acciones futuras prevé la adquisición de herramientas que permitan identificar, por ejemplo, cuando una mascota se encuentre perdida, cuando hayan dejado sus heces en la vía pública o para atender a los ciudadanos que quieran obtener boletos para el futbol.

Entre las acciones tangibles y próximas para Málaga, el funcionario precisó que se trabaja en la instalación de plantas fotovoltaicas en las escuelas.

También planean que la tarjeta que se utiliza para el autobús permita a los ciudadanos el uso de las ecobicicletas, sin que este servicio represente un gasto extra a los usuarios.

Otra de las iniciativas contempla contar con un servicio para que el municipio recoja los restos del aceite de oliva con el que se cocina en las casas y comercios, para hacer más fácil la tarea a las familias y al mismo tiempo el material termine en espacios donde pueda ser reusado para la generación de energías limpias.

Por último, lograr que los ciudadanos, a través del envío de una fotografía de un defecto en la calle, logren dirigirlo a la autoridad o a la empresa responsable para que este defecto sea atendido a la brevedad.