Marco Rubio quiere ser 1er presidente latino de EU

22

Con juventud, carisma, oratoria bilingüe y gran capacidad para recaudar fondos entre los conservadores, el legislador republicano Marco Rubio aspira a convertirse en el primer presidente latino de los Estados Unidos.

Rubio, de 43 años, quien este lunes lanzó su campaña para la Casa Blanca en las presidenciales de 2016, es el tercer candidato de su partido que competirá en las primarias republicanas, junto con los senadores Ted Cruz y Rand Paul.

Nacido en Miami, Florida, Rubio es el segundo de tres hermanos del matrimonio de Mario Rubio y Oria García, inmigrantes que salieron de Cuba en 1956, previo a la llegada de Fidel Castro al poder.

Sus padres de origen humilde trabajaron fuerte para poder educar a sus hijos. Rubio creció en Las Vegas, mientras su padre ejercía como camarero en el Town Hotel Sams y su madre como ama de llaves en el Imperial Palace Hotel.

Su capacidad oratoria le ha dado fama como recaudador de fondos, y cuenta con una red de tres comités de recaudación que han conseguido 14 millones de dólares entre 2013 y 2014, en un momento en el que no tuvo que participar en ninguna elección, según The Miami Herald.

El millonario de Miami, Norman Braman, amigo personal de Rubio, anunció su disposición a aportar 10 millones de dólares para ayudarlo a dar el salto a la Casa Blanca, informó el diario.

También es favorito para la red de donantes de los hermanos Charles y David Koch, Americans for Prosperity, que estima destinar 900 millones de dólares a la que será una de las carreras presidenciales más caras de la historia.

Ante la posibilidad de que se convierta en el primer inquilino de la Casa Blanca latino que habla español, el tema migratorio vuelve al centro de la política nacional.

Rubio intenta desde entonces remontar la cuesta con esfuerzos paralelos para demostrar que puede encarnar la renovación ideológica de los conservadores.

Esa habilidad para salir de polémicas y su tenacidad lo pueden convertir en un hombre clave dentro del partido conservador y posiblemente en el primer presidente latino de Estados Unidos, aunque este sector de la población tradicionalmente apoya a los demócratas.