Mercado no tiene llenadero: va por nuevo impuesto en 2020

510

REDACCIÓN

El gobierno estatal comenzará el año cobrando a los morelenses un nuevo impuesto.

Después de que en 2019 la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) recaudó fondos por el reemplacamiento, ahora el secretario Víctor Mercado Salgado va por el refrendo, en un nuevo golpe a la economía de dueños de vehículos.

A partir del 7 de enero, después de que Víctor Mercado regrese de sus vacaciones, iniciará el cobro de refrendo vehicular 2020. Pero ahora, el secretario redujo el tiempo para obligar a los ciudadanos a que acudan rápidamente a realizar su pago: serán cuatro meses los que tendrán para realizar el trámite, a concluir el 30 de abril.

Los propietarios de autos pagarán 549 pesos, camiones 465 pesos, demostradoras 465 pesos, remolque 465 pesos, placas de minusválidos 338 pesos, motocicletas 253 pesos y autos antiguos 465 pesos.

El «mandamás» de Movilidad justificó que el refrendo es un trámite que se hace cada año, por lo que no es «un invento» o algo que haya iniciado en la actual administración, por lo que los dueños de vehículos tendrán que «actualizar» sus documentos, a pesar de que apenas se llevó a cabo el reemplacamiento en este año.

Aunque el funcionario reconoció que los ciudadanos pueden estar «gastados», dijo que serán cuatro meses en los que podrán realizar su pago. Después de ese plazo, el cobro para el mismo contemplará multas y recargos por pago extemporáneo, advirtió el secretario.

En los últimos días, taxistas de la entidad decidieron incrementar la tarifa mínima de manera unilateral, con la omisión del secretario de Movilidad y Transporte.

De hecho, Mercado Salgado ya está de vacaciones desde hace unos días, según fuentes extra oficiales, dejando a los ciudadanos en la indefensión por los abusos.

Radiotaxis y agrupaciones de taxistas de la zona metropolitana de Cuernavaca comenzaron a aplicar una tarifa mínima de 40 pesos por viaje en la actual temporada decembrina.

En varias centrales de taxis dieron la orden a los choferes del transporte público, sin itinerario fijo, cobren una tarifa mínima de 40 pesos por viajes cortos y elevar cinco pesos a los costos que están establecidos.