Microempresas zacualpenses, las más afectadas por pandemia por coronavirus

77

Herederos de la tradición con la producción orgánica y preparación artesanal, la empresa familiar Café Tzacualli, es una de las ubicadas en Zacualpan de Amilpas, que por seguridad sanitaria, decidió suspender labores para sumar en las acciones de prevención por el COVID-19.

Desde hace 4 generaciones realizan esta actividad y hace 5 años se formó la microempresa, en la que se respeta la producción sin agroquímicos, su tostado en comal de barro y con leña, así lo señaló Monserrat González García, integrante del grupo en mención, quien también relató los efectos que ha causado la pandemia en la comercialización de su producto.

“Nosotros normalmente lo vendemos en nuestro taller, pero debido a la situación de la pandemia, hemos tenido que cerrar nuestras puertas, asimismo lo vendíamos cada domingo en el tianguis dominical de Zacualpan y también tuvimos que retirar el puesto, luego optamos por promocionar nuestros productos a través de las redes sociales y hacer entregas en puntos a convenir, aplicando todas las medidas sanitarias pertinentes para evitar contagios por COVID-19.

Agregó que ha sido gracias a la difusión que le han dado a su producto a través de este tipo de tecnología, que han podido subsistir durante la crisis de salud y económica por la que se atraviesa.

“Hemos hecho mucha promoción en redes sociales y gracias a Dios, la gente ha respondido a ello, normalmente nos ponemos de acuerdo para realizar la entrega de sus pedidos, obviamente con todas las medidas de higiene y seguridad”, señaló.

La producción de café en el municipio de Zacualpan de Amilpas, único sin casos de COVID-19 en Morelos, al final del siglo anterior tuvo una caída casi hasta la extinción y hoy es rescatada como un atractivo turístico, que por el momento está en espera de mejores tiempos, concluyó.