Miles exigen la renuncia del Presidente de Guatemala

21

La Contraloría General de Cuentas de Guatemala recomendó ayer al presidente Otto Pérez Molina renunciar al cargo para “evitar consecuencias insospechadas”, ante la acusación en su contra de dirigir una banda de defraudación aduanera.

Un comunicado del ente fiscalizador pide a Pérez que “en aras de mantener la paz social en Guatemala y ante las demandas de los distintos sectores de la población, presente de manera inmediata su renuncia al cargo de Presidente de la República para evitar mayores incidentes sociales, con consecuencias insospechables”.

La Contraloría también autorizó a sus funcionarios participar en una marcha contra la corrupción celebrada ayer.

El llamado de la Contraloría se suma al realizado el miércoles por la Procuraduría General de la Nación, que también recomendó al gobernante renunciar a la primera magistratura debido a las denuncias de corrupción que pesan contra él.

El presidente Pérez fue involucrado el pasado viernes con una red que cobraba sobornos en las aduanas nacionales denominada “La Línea”, descubierta el 16 de abril por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un ente adscrito a la ONU.

Según la Fiscalía, Pérez es uno de los líderes de la banda de defraudación aduanera, junto a la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Al grito de ¡renuncia ya!, miles de personas, encabezadas por universitarios, marcharon en la capital de Guatemala para exigir la salida del presidente Pérez Molina, cuyo gobierno se encuentra cada vez más debilitado y aislado a raíz de su supuesto involucramiento en un fraude fiscal.