Mujeres salen a marchar contra Trump

36

Luego de su llegada a la Casa Blanca, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enfrentó ayer masivas manifestaciones impulsadas por mujeres, cuya convocatoria encendió las redes sociales y sumó a más de tres millones de personas en distintas latitudes, incluyendo la Antártida.

En Washington,  se concentró cerca del Congreso la multitud para hacer feroces llamados a resistir y luchar por la defensa de los derechos de las minorías.

Bautizada como Marcha de las Mujeres, los manifestantes se congregaron en el National Mall, donde Trump fue investido como Presidente el viernes.

La explanada con jardines del centro de Washington, en la que se encuentran los monumentos a George Washington y Abraham Lincoln, fue escenario de protestas como en la que Martin Luther King pronunció su histórico discurso en 1963, y las protestas  contra la guerra de Vietnam en 1969.

La avenida Independencia de Washington estuvo repleta de manifestantes a lo largo de más de 1.5 kilómetros y era imposible cruzarla. Los organizadores estimaron la multitud en unas 500 mil personas.

Las calles de Los Ángeles también fueron tomadas para reivindicar los derechos de las mujeres y rechazar las ideas machistas del Presidente de Estados Unidos.

Los organizadores de la marcha angelina dijeron vía Twitter que se congregaron unas 750 mil  manifestantes.

Miles de personas se reunieron en los alrededores de la sede de Naciones Unidas en Nueva York para participar en la manifestación que recorrió las principales arterias del centro de la ciudad y que pasó por la Torre Trump, en la Quinta Avenida.

Enormes multitudes protestaron también en Chicago y Boston, y cientos de manifestaciones más fueron celebradas en otras ciudades del país.

Haciendo eco a las multitudinarias protestas en Estados Unidos y el mundo, unas mil personas –la mayoría estadunidenses– se manifestaron con música y pelucas en Ciudad de México.

Los inconformes gritaron consignas en Paseo de la Reforma mientras se dirigiían a la embajada de Estados Unidos en Ciudad de México, donde otras 500 personas ya protestaban con pancartas.

Europa no se quedó atrás y miles de personas salieron  a las calles. En París, Francia, la multitud se congregó en las cercanías de la torre Eiffel. El diario Le Monde dio cuenta de varios cientos de personas, pero Libération habló de varios miles de participantes.

En la capital alemana, Berlín, cientos de personas se manifestaron frente a la embajada de Estados Unidos respondiendo al llamado de del Partido Demócrata para los estadunidenses expatriados.

Los organizadores de las protestas en Reino Unido aseguraron que se contó con la participación de unas 80 mil mujeres y hombres. A la convocatoria se unió el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, y que contaba con el apoyo de ONG como Amnistía Internacional, Greenpeace y Oxfam.

Las capitales de Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia también fueron tomadas.

ENFRENTAN CARGOS

La mayoría de los cerca de 230 manifestantes arrestados durante la investidura de Trump serán acusados por el delito de provocar disturbios, informaron fiscales federales.

La ofensa conlleva una sentencia de hasta 10 años en prisión y una multa de hasta 250 mil dólares, indicó la fiscalía. Las personas detenidas comparecieron ayer ante una corte en Washington.